Soneto de una noche de pasión

El viento apasionado corre y grita
mi corazón enloquece y agita
naciendo en mi, la locura divina
canto melodías, mi voz afina.

Mi corazón, al ritmo de ti canta
tu piel me enloquece, quema y desata
arma la melodía más traviesa
grita, y el silencio en calma, atraviesa.

Me regalas un beso apasionado
un manantial de emociones aflora
adentrado en el, te busco extasiado.

Juntos llegamos, tocamos el cielo
una sonrisa, dibuja y decora
tu rostro, tus ojos, se cae el velo.

De: Nahuel Daros.

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.