Plenitud

Somos dos
descubriendo nuevas caricias
nuevos juegos en el amor
tus manos, mis manos
al unisonó, como dulce melodía
jugando con nuestros cuerpos.

Mi boca en tu boca,
tu boca recorriéndome mi piel,
los deseos, las ansias desbordándose
imposible de contenerles.

Deseos irresistibles,
caricias que provocan placeres indescifrables
gemidos confusos… enmarañados
ilación de una entrega sin igual
dos almas que se aman
y plenas están.

De: Nm De La Rosa.

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.