Me entrego al tiempo

La sal se cristaliza
Transparenta el alma
Desgarra las cicatrices,
Un vez más
Se oscurecen mis aguas
Y la sal pesa más que la sangre.

El amor lo llamo a mi lado
Acuno falsos sueños
Al despertar descubro
Que el sueño que acorruco
Tiene dueño.
Mis manos
Las tiro al viento
Vacía, carente de ilusión
Abrazo este dolor
Que besa mis mejillas
Y le da sabor a la agonía.

Se abren mis ojos
Y se inundan,
Abro mi corazón
Y se cógela,
Abro mis manos
Y las cierro
Para que no se escape
El dolor que las persigue
Pues es lo que retengo a mi lado,
Lo demás se ha esfumado.

Se cristaliza la sal
Se desgarra mi alma
En silencio
Me entrego al tiempo
Espero en su regazo
Se cierre
La cicatriz mal curada
Con falsos abrazos.

De: Ana Lidia Espinosa.

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.