La espera indefinida

Esperándolo…,
se le escapó su primavera;
las flores perdieron su belleza;
se secaron,
cayendo sus pétalos a la tierra,
junto a ella.

Él cuando partió;
Le prometió que volvería
con el verano;
¡que lo esperara!

Entonces: cuando el sol brillaba
en su pleno apogeo,
calentando la tierra.
con más fuerza.
Se sentó en su esperanza
bajo la sombra de una promesa;
y acariciando un recuerdo…
Sonreía.
Pero cada tarde,
cuando el febo se marchaba…
Se le encendía su pena
y se le iba un poco la vida.

El verano acabó
sin que ella se diera cuenta
que ahora caminaba
por encima de hojas secas.
Es que ya no estaba despierta…
se había dormido en la espera;
se le habían escapado los años,
soñando con el encuentro,
aferrada a una quimera.
Olvidada por la vida;
olvidada por el tiempo.

Y con su alma herida
su mente quedó perdida:
en el andén de sus recuerdos;
en las sombras de una despedida;
en las sombras de una promesa…
En una espera ya vencida.

De: Jacob Neruda Unamuno.

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.