En la puerta de tu corazón

Hago un viaje largo a la imaginación,
Vuelo directamente hacia el amor;
Durante el transcurso la inspiración,
Hace estragos a todo el dolor…

Llego a mi destino y toco tu puerta,
Mi vida se sentía algo muerta;
Espero a que me abras, por favor,
Estar pensando me da pavor…

Observo mi reloj, aún no has abierto,
Permanezco de pie, eso es cierto;
Pasa, 10 minutos, ¿qué hago?,
Me siento y la tristeza me la trago…

Me pongo de pie nuevamente,
Quiero hablarte ya de frente;
En la puerta de tu corazón, estoy,
Si no me abres, ni modo me voy…

Le doy dos golpes muy fuertes,
Grito como loco y nadie responde;
Me desespero, pero no creo en la suerte,
Ya son 30 minutos, mi alma se esconde…

Vuelvo a caer en la banqueta solo,
Espero más tiempo, no busco salida,
Tengo paciencia pero este dolo,
Hace pensar que mi alma está vencida…

Me levanto otra vez y toco más veces,
Hablo, grito, lloro, nadie me hace caso;
Ya pasaron alrededor de 10 meses,
Creo que aceleraré mi lento paso…

2 años y medio ya han pasado,
Sigo en la puerta de tu corazón,
No sé cómo es que estoy enamorado,
La verdad no encuentro la razón…

Sin embargo esperaré con esperanza,
Toco de nuevo aunque yo perezca;
3 años y mi única fe y enseñanza,
Es dejar que mi cariño aún crezca…

El tiempo que pase, ahí permaneceré,
Tu corazón late cada vez más lento;
Si no abres, con gusto entenderé;
Sólo dime que sí y estaré contento…

En la puerta de tu corazón me quedaré,
Por si un día me dejarás pasar;
No sabes, ni idea tienes que te amaré,
Y en tu dolor yo te iré a abrazar…

Observo a tu corazón, está herido,
Toco para ver si puedo entrar;
4 años y no me siento vencido,
Tarde o temprano me vas a aceptar…

En la puerta de tu corazón me hallo,
Tienes una curita demasiado enorme;
En el amor, créeme que no fallo,
Deja que mi cariño, te transforme…

En la puerta de tu corazón te veo,
Abre, no me dejes afuera de él;
Quererte, amarte es lo que deseo,
No creas que yo también te seré infiel…

En la puerta de tu corazón escribo,
Mi barba ha crecido demasiado;
Observo más heridas, las transcribo,
Aquí sigo, y no me he fastidiado…

En la puerta de tu corazón amanezco,
5 años ya son, creo que lo merezco;
Toco otra vez con mayor intensidad,
Déjame entrar con esta felicidad…

Ya hice mi casa en tu gran puerta,
Han entrado otros tipos menos yo;
Abre y mantén tu casa bien abierta,
Para que veas que amor siempre doy…

Quiero rogarte por una oportunidad,
Tampoco voy a rebajarme tanto,
En la puerta de tu corazón no hay equidad,
Creo que a ti y a él, los espanto…

6 años han pasado y ni una traición,
Me han alejado de la puerta de tu corazón…

este poema va dedicado a las mujeres, porque habemos hombres aún que si esperan a la correcta!!!!!!!

De: Mateo Emmanuel Mena Pech.

One Response

  1. Tiempos y ausencias | Cartas de amor Says:

    […] otoño felices, mi viejo?, ¿Y tú me mirabas con esa luz luminosa del deseo, y sonrojabas mi terso corazón?… ¿Te acuerdas? Mientras acaricio tus manos añosas y las beso, mientras por la ventana te […]

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.