De cabeza a pies narrando

De pies a cabeza narrando, tu ternura, tu beldad.
Tu nariz en melodía, tus orejas escuchando; linda tú.

Refrescante tu sonrisa como un chorrito de agua fría,
Hace eco en mis pulgares la sensación de tu piel,
Y el amarillo, Oh, el amarillo, tu pelo, es tu pelo.

Tu barbilla, tu cuello, uno por uno:
Goza con tu boca, la acompaña en ton y en son,
Y gozo al verte suspirar.
Introduce a tu cuerpo reposadamente, pausado,
Es suave, es miel.
Y el amarillo, Oh, el amarillo, tu pelo, cae y cae.

De cabeza a pies narrando, tu finura, tu hermosura.
Tus hombros radiantes realzan tus matices, tus brazos alegres que abrazan; linda tú.

Nace tu cintura en el cauce de tu cuerpo
Y asoma tímido tu ombligo, empapado en suavidad, en nada y todo lo que te hace tú.
Camino de quimeras ideales, femenina…
Y el amarillo, Oh, el amarillo, tu pelo, te acaricia celosamente.

De cabeza a pies narrando, tu figura, tu sabor.
Tu espalda como gran compositora enfila el trazo, y desemboca; ay, qué linda tú.

Así, gamba por gamba,
Largas, muy largas,
Eres presencia. Con fuerza dulce, deliciosa, estás.
Y tus pies espléndidos sustentan salerosos tu eterno florecer.
Y el amarillo, Oh, el amarillo, tu pelo, desliza risueño y vivaracho.

De cabeza a pies narrando, tú muy linda, tú que linda.
De cabeza a pies narrando, me sometes, ay que linda.
De cabeza a pies narrando, me termino enamorando,
¡Tú que linda, tú muy linda!
Y el amarillo, ¡Oh, el amarillo!,
Tu pelo, es tu pelo; linda, linda tú.

De: Alejandro.

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.