Se que debería

Sé que debería ser yo quien te consuele a ti, y no tú a mí.
Sé que debería ser yo quien te ayude a ti, y no tú a mí,
pero como te podré ayudar, si yo no me ayudo a mí.
Cada vez que te hablo te pido la misma cosa, de todos los días,
Es algo que realmente necesito para vivir,
es algo que realmente quiero tener.
Me siento solo, pero sé que no estoy solo,
pues tengo mucha gente a mi alrededor
pero no tengo a mi lado, la persona a la que te pido,
no se cuál es su nombre, ni tampoco sé cómo es,
sólo sé que en algún lado está
y necesito de Ti, para encontrarla,
pues sin esa persona estoy muy solo.
No debería hacerlo, pero necesito pedírtelo nuevamente.
No tengo derecho a pedirte nada, pues no he sido
bueno contigo, no he cumplido contigo,
pero debo recurrir a Ti, pues sé que tú me ayudarás.
Recurro primero a ti, antes que comenzar mi
búsqueda yo solo, pues estar solo en algo,
estar sin ti, es inútil, por eso recurro a ti primero,
para que tú me ayudes a seguir, recurro a ti,
para que me des fuerza de continuar,
para que no me dejes desanimarme,
para no sentirme más solo de lo que me siento.
Siempre te pido lo mismo, y ya solo eso te pido
ahora, tal vez sea muy egocéntrico,
pero es lo que siempre he deseado,
y nunca he tenido, no es algo material,
pues no te pido dinero ni joyas,
sólo te pido un amigo, en quien pueda confiar,
quien me pueda ayudar, a salir de esta triste soledad.
No creo poder comenzar solo, por eso recurro a ti,
pues sólo tú sabes cuánto deseo a ese amigo que busco.
Deseo tener un amigo que me enseñe lo que es la amistad,
que me muestre a vivir sin vanidad, sin timidez, sin temor,
Quiero un amigo que valore la amistad, que me enseñe a valorarla.
Un amigo que me estime por quien soy
no por lo que pueda darle o pueda ofrecerle más que mi amistad.
Un amigo que me ayude en mis problemas,
en el que pueda confiar plenamente
y que me deje ayudarlo en sus problemas,
que él confíe en mí plenamente.
Que sea sincero conmigo y yo con él,
que la amistad sea mutua, sincera, no fingida.
Un amigo que me comprenda mi forma de ser,
que yo lo comprenda a él, que no tenga defectos para él y el para mí.
Eso es lo que siempre te pido Dios mío, eso es todo lo que quiero.
Eso es lo que siempre te pido, que me ayudes a conocer a mi amigo, alguien que sea mi amigo.
Dios, te lo suplico, dime lo que tendré que hacer,
para tener una amistad, dime, haré lo que quieras,
con tal de ser amigo de alguien, con tal de agradarle a alguien tanto,
como para ser su amigo, por favor.
Sé que yo no debería pedirte, sino que debería darte, siempre, a toda hora.
Sé que yo no debería molestarte, sino que debería ayudarte a ti
a seguir tu camino, pero necesito lo que te he pedido,
por lo que te he suplicado y por lo que te he llorado.
Sé que debería ser yo quien te levante a ti,
cuando te caigas, y no tu a mí,
pero ahora necesito que me levantes del suelo y me ayudes a seguir adelante.
Bueno, no tengo más que decir por el momento,
sólo darte las gracias por escucharme y por darme fuerzas de seguir adelante.

De: Autor desconocido.

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.