ORACIÓN INCRUSTADA

Permíteme Señor vivir en honestidad para conmigo mismo y mis semejantes,
que tus obras bellas, pueda entender, así como tus designios.
Para evitar las guerras y múltiples enfermedades, encontrando regocijo en tu dominio cálido y guardar a los niños y los viejos, en este mundo en caos, que tu reino lleno de
paz y amor está.
Dadme serenidad para entender lo incomprensible de los hombres y el mío propio,
que en su mutismo arraigado, tienen derecho a ser ateos y agnósticos, en su libre albedrio, escuchando mis clamores, que en el fondo son amores contigo,
buscando la verdad de mi espíritu, sin secretos los corazones conoces,
que mis palabras podrían vanas ser.
El valor iluminado en la fe y la esperanza, de tu sagrada voluntad, sea contigo y en la tierra, en tu tiempo y no en el mío, que siempre suplico lo que quiero
y no lo que necesito, Tú amigo mío.
Aún sabiendo que los recursos escasos son y tantos somos, con hambre en esta tierra tuya, si no es tu culpa, sino la mía.
Sabiendo que mis profundas deudas con mi prójimo no perdono, pero clamo a ti en hipocresía, para que perdones las mías, en santo clamor, purificando mi alma falsa.
Señor ante estas palabras sacras, mis instintos se revelan en tentación y mis sentimientos navegan desorientados, libérame de mis fallas y del mal proceder, yo pecador me declaro, esperando tu perdón.
Dadme sabiduría en tu amor de Padre, que vives en los cielos, para hacer las diferencias en reconocer las entidades que puedo cambiar en tu nombre, quítame la ceguera espiritual, que hermano soy del ciego de Jericó.
Señor si tuyo es el reino y el poder del universo y tu voluntad no es la mía, sino una dádiva inmerecida, os suplico morir en la tierra sagrada de mi padres, que mi alma estará en tu gloria, si así lo permites.

escrito por carlos Enrique

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.