mar 15
Pali, mejor amiga, te estoy escribiendo otra carta que esta creo que va ser la ultima que te escriba por que hace rato que te vengo haciendo cartas largas, cortas, y aunque hay veces que no las leas o que digas que las leíste me da lo mismo por que solamente yo sé lo mucho que te adoro y que te quiero a pesar de las peleas de los celos tuyos.

De los caprichos y de todas esas cosas que nos peleamos siempre y quiero que sepas que por más que te enfades millones de veces o te pongas celosa de Kevin, siempre vas a ser mi mejor amiga en las buenas y en las malas y lo que empezó como una amistad así no más va a seguir más de lo que somos ahora.

Somos de las que no se separan nunca que siempre están ahí para ayudarse y estar en toda hora y en todo momento y tampoco quiero que pienses que te voy a cambiar por ninguna otra porque para mí eres la persona que me faltaba cuando yo no tenía tantas amigas. Necesitaba esa amiga que me hiciera reír, que me acompañara en todos los momentos, los lindos y los feos, que me escuchara y me entendiera, que me quisiera de una manera tan especial como me quieres tú y que realmente me aprecie y que me defienda en todo.
Lo mas feliz de mi vida fue que te hayas hecho parte de mi vida, que seas como la hermana que no tengo que ya eres mi hermana desde hace rato porque no me separo nunca de ti los momentos mas lindos de mi vida los pase con ti por que eres la única que quiero como mi mejor amiga y que todas las cosas que hago las quiero hacer con ti me quiero divertir siempre con ti, no sola como lo hacia antes.
Cuando ti apareciste en mi vida todo cambio de semejante manera que te doy las gracias por todo lo que vivo dia a dia con ti por los buenos momentos, las risas, los alfajores que nos comemos juntas, las travesuras en la calle, en el cole, en todo lugar, siempre encontramos algo para divertirnos y sacarnos una sonrisa cuando estamos mal . GRACIAS POR:
Las salidas al boliche y a los cumples
Las noches que nos quedamos a dormir en tu casa o en la mia juntas hasta las 6 de la mañana.
Las comidas que siempre corpantimos que ti me invitas a comer o yo te invito.
Por los papelones que me haces pasar .
Por tus enojos de celos porque por un lado se que te pones celosa porque me quieres y que no me quieres perder por nada del mundo.
También por la confianza que me tienes de contarme todo
Por alegrarme todas las tardes aunque a veces te enfades.
Por quererme tal cual soy.
Por no comprarme nunca nada.
Por todos los favores que me haces.
Por lo divertida que eres.
Por tenerle miedo a las pelis de terror J
Y por muchas cosas más que en este momento no me acuerdo que te quisiera decir pero no me salen.
También quiero que sepas que para mi eres mi vida entera que si me separan de ti no se que hago porque siempre quiero estar con ti, o cuando vienes mas tarde a casa y estoy sola me siento sola y aunque no hagamos nada te necesito siempre conmigo, pienso por que tardas tanto en venir, o cuando te pegas en la compu que no me das bola pienso se acordara que estoy yo al lado de ella o no? Porque cuando ti te pegas a la compu yo no existo por que te llamo para que vengas a tomar mate con migo y no vienes y eso me pone mal muy mal pero bueno eso es algo que vs te tienes que dar cuenta y el día que te des cuenta vas a decir uy belu tenia razón.
Pero a pesar de todo te quiero, te adoro, y te amo mucho, daría todo por ti por que sabes muy bien que eres como una hermana para mi y que tus papas tambien son como mis papas postieres porque siempre están ahí para darme consejos o reírnos un rato o no ¿? Eso si vas a tener que aprender a respetar a tu mama y no contestarle mal o gritarle porque seguramente por fuera no te des cuenta que se siente mal pero por dentro se debe sentir horrible y si se mete o te dice algo debe ser por que te quiere cuidar o tiene razón pero solamente te lo digo ti sabes lo que haces.
Bueno espero que no cambies nunca solamente lo que tienes que cambiar unas cositas pero así estas bien y que con el tema de “chicos” no se para mi es como dice tu mama no te enojes pero no sabes con cual o cuando elegís uno e decepciona. Pero no se que decirte que si necesitas algún consejo o ayuda quiero que sepas que siempre voy a estar yo para ayudarte en las buenas y en las malas. Y que tampoco quiero que te me pongas mas celosa por que le hago cartas a Kevin por que para mi significa mas una amiga que un novio. Y que no se por que tantos celos de amiga porque no te podes quejar por que te hice millones de cartas y las tengo todas guardadas y aunque sean largas las leíste eso lo valoro mucho por que a franko le hice una y ni la leyó .
Sabes que siempre vas a estar primera que todos y todo. Y que esta amistad no se termine nunca hasta que nos hagamos viejitas y que estemos toda la vida juntas como dos buenas hermanas que somos que nos prestamos las cosas y nos amamos como dos locas que hacemos chiquilinadas en la calle y aprovechamos la vida y la juventud.
También te quiero dar las gracias por haberte convertido en mi mejor amiga y ser la persona en la que mas puedo confiar además de mi mama.
Ti y yo sabemos que cuando te conocí no nos llevábamos muy bien en ese momento te soy sincera no quería estar con ti era siempre Noelia hasta que un día se termino lo que se daba mi vida cambio de amistad decidí elegirte a ti como amiga hasta que después fuiste yendo mi mejor amiga y hasta hoy eres mi hermana a la cual adoro con todos tus defectos y que te valoro por que a ninguna de mis amigas anteriores le escribía cartas no le hacia dibujitos y aprendí a quererte mucho y a que seas la persona que ocupa el mayor lugar en mi corazón que siempre estas presente en mi vida y que siempre lo vas a estar .
Te pido perdón por haberte echo perder la noche en el boliche llorando preocupándote por mi y por lo de tu cumple es algo que no me lo puedo sacar de la cabeza eso pero perdóname fui una idiota una amiga mala que no te supo valorar un momento tan importante de tu vida por estar con alguien que no valió la pena.
Los momentos lindos que pasamos, todos desde que te conocí siempre los voy a llevar en mi corazón.
y todo lo que te digo siempre en las cartas nunca se lo dije a ninguna de las amigas que tuve y tengo por que para mi eres única y quiero que esta carta la guardas bien y que la tengas en la carpeta o en algún lado que siempre este presente por que esta carta es distinta a todas las demás por que esta habla de todo lo que te quiero de lo que te valoro y te aprecio por ser mi amiga y yo la tuya. Y espero que ti sientas lo mismo que yo siento y que me aprecies como yo te aprecio y que hago cualquier cosa por sacarte un sonrisa si estas mal o si no lo estas tampoco. No me gusta que te enojes por pavadas por que me haces sentir mal .
Me encantaría que me escribas una carta como esta por que yo se que podes y que tienes la capacidad, que las podes hacer mejor que yo lo que pasa es que no quieres o por ahí lo que me escribes te suena una tarades pero no pienses eso y tienes mucho para escribir por que pasamos muchos momentos de risa de tristeza de enojo y de castigo o no?. Si no quieres no necesita ser una carta larga lo que pasa que a mi me gustan las cartas largas por que me gusta hablar de todo lo que pasamos y vivimos y todo eso. Y cuando dices que no sabes hacer una carta mientes, hacer una carta es fácil y lo que pones también es algo que te tiene que salir a ti son tus sentimientos tienes que escribir lo que sentís así como yo te escribo esto a ti y como le escribo a Kevin todo eso de lo cual a ti te parece una tarades bueno es lo que siento yo por él y lo que te escribo a ti es lo que yo realmente siento por ti.
Amiga te voy dejando porque no vas a dar más de leer. Te adoro mucho, no me faltes nunca.
Tu amiga mejor belenzuelaa…

De: Belén.

mar 15
Hola, soy una desconocida en el mundo y en la red, pero con una gran necesidad de que alguien me escuche, de tener un amigo (a) en quién confiar y a quién decirle cosas que siento, sobre todo en este momento en que me siento tan sola y enferma.
Ahora es cuando valoro la amistad, antes sólo la tomaba como algo hasta estorboso porque me impedía pasar más tiempo con mi pareja, que acabó harto de mí por tanto estar con él.
Ahora necesito tener un amigo, alguien con quién platicar, con quién llorar, a quién contarle de mis muchos fracasos, de mis depresiones, de mis triunfos también, sólo alguien que me escuche y que tal vez me diga mis defectos, porque si hablo con mis familiares sólo ven que soy una víctima y estoy más que segura que no es así, quiero alguien que me conozca tal como soy, que sepa que tengo muchos defectos y me los pueda decir sin el ánimo de lastimarme y de hacerme sentir casi basura, como lo hace mi esposo.
Para él soy lo más malo que le pudo pasar en la vida, y é para mí es uno de los errores más difíciles de eliminar, uno de mis pecados mortales que sigue hiriéndome cada vez más y más el corazón, lo di todo por él y él sólo se concretó a tomarlo y aprovecharlo para él y nunca compartió nada conmigo.
No quiero parecer una lloroncita odiosa y auto compadecerme, pero sinceramente no creo merecer tanta tristeza, tanta pena, tanto dolor…
Si hay alguien con las mismas penas que yo, si alguien necesita comunicarse con alguien como yo que necesite una amiga, sólo escríbame, quiero ser amiga y contar con un amigo (a) de verdad con el que pueda hablar sin miedo y con la confianza que con mi esposo o mi familia no puedo tener.

De: Irene García de la Cadena Palomares.

oct 14
Cuando ser humilde es la única manera de mostrar que si fue y todavía se es amigo…
Muchas veces tu necesitaste de mí, pero yo creo que yo no tuve esa misma humildad. Estaba tan habituado a nunca necesitar de amigos, tan acostumbrado a ayudar solamente, que nunca abrí mi corazón y nunca pedí socorro.
Pero ayer sentí que me faltaba el aliento, que la ira se encendía en mí y que sentía el deseo de llorar más fuerte que jamás haya sentido; y no tuve valor de pedir una palabra amiga o buscar el consuelo que brindan los grandes amigos. Orgullo tonto, pero que tú entendiste muy bien. No dijiste nada, no hiciste ninguna señal de que me ofrecías consuelo, solamente respetaste mi dolor y allí quedó todo. No escapé y no intenté decir lo que no sabría decir. Lo terrible fue tener que dormir con esa espada atravesada en el corazón.
Le reclamé al Señor diciéndole que estaba perdiendo mis amigos. Pero en el fondo del corazón sentí que estoy dejando de ser amigo.
Cuando se comienza a necesitar demasiado a los amigos, se comienza a perderlos. Entonces decidí decirte que necesito un amigo, pero no quiero necesitarlos tanto que tu tengas que cambiar tus planes a causa mía.
No digas muchas cosas. Di solamente que vas a orar por mí y seré fuerte de nuevo. Ayer necesitaba tener el hombro de un amigo para reposar sobre él y sobre él llorar; hoy solo necesito una palabra amiga. Háblame de mis defectos y de las dificultades que te causa mi amistad. Háblame de las horas en que deseo un poco de sosiego y que insisto en llamar tu atención. Háblame de las horas en que te gustaría recibir de mí un acto de humildad y la confesión de que yo necesito tu amistad y aparento ser fuerte. Hazme llorar, por lo menos una vez. Tal vez sintiéndome solo una vez en la vida, probaré que soy tu amigo de verdad, pues pedir es, muchas veces, entre amigos, la mejor forma de mostrar la amistad. La expresión yo necesito, es muy empleada por personas egoístas, pero fue inventada para quienes se aman y tienen suficiente humildad para pronunciarla de vez en cuando.
Hoy quiero decir precisamente esto: Nuna dije que te necesitaba. Ahora digo: al menos ayer te necesité. Y tú hiciste lo que un amigo debe hacer. Guardar silencio y sentir conmigo.
Tal vez eso sea amistad…..

P. Zezinho. Amistad quizás sea eso!. Tercera edición. San Pablo. 1994.

oct 13
Sábado 20 de junio de 1942

Querida Kitty:

Estoy bien dispuesta: hace buen tiempo y la calma reina, pues papá y mamá han salido y Margot ha ido a jugar al ping-pong con otros compañeros a casa de una amiga. Yo también juego mucho al ping-pong en estos últimos tiempos. Como todos los jugadores a mi alrededor adoran los helados, sobre todo en verano cuando el ping-pong hace sudar a cualquiera, el partido termina generalmente con una visita a la confitería más cercana y permitida a los judíos, Delphes o el Oasis. No es menester pensar en el dinero; hay tanta gente en el Oasis, que siempre se encuentra un caballero o un admirador de nuestro círculo de amigos para brindarnos más helados de los que podríamos ingerir en una semana.

Debe sorprenderte el oírme hablar, a mi edad, de admiradores. ¡Ay! Habrá que creer que es un mal inevitable en nuestra escuela. Tan pronto como un compañero me propone acompañarme a casa en bicicleta, se entabla la conversación y, nueve de cada diez veces, se trata de un muchacho que tiene la costumbre emponzoñante de transformarse todo fuego, todo llama; ya no deja de mirarme. Al cabo de un momento, el arrebato comienza a disminuir, por la buena razón de que yo no presto demasiada atención a las miradas ardientes y que sigo pedaleando a toda velocidad. Si, por casualidad, empieza con rodeos mientras habla de “pedir permiso a su papá”, yo me balanceo un poco sobre mi bicicleta, se cae mi cartera, el muchacho está obligado a bajarse para recogerla, tras lo cual me ingenio para cambiar en seguida de conversación. Este es un ejemplo de los más inocentes. Hay, naturalmente, los que me envían besos o tratan de apoderarse de mi brazo, pero esos equivocan el camino. Bajo diciendo que puedo pasarme sin su compañía, o bien me doy por ofendida, rogándoles claramente que se vuelvan.

Dicho esto, la base de nuestra amistad queda establecida. Hasta mañana.
Tuya. Ana.

Ana fue una niña judía alemana, que relató en su diario (al que llamó Kitty) sus experiencias en un escondrijo construido en un edificio de oficinas, mientras se ocultaba con su familia de los nazis en Ámsterdam durante la Segunda Guerra Mundial. Su familia fue capturada y llevada a distintos campos de concentración alemanes, donde morirían todos salvo su padre. Ana fue enviada al campo de concentración de Auschwitz en 1944 y, más tarde, al campo de concentración de Bergen-Belsen. Murió allí de fiebre tifoidea en 1945.

sep 30
Cuando paseas bajo la lluvia pensando en lo feliz que podrías ser si él te amara de nuevo… Si solo se cruzara en tu camino una vez más y te comentara algo gracioso que le acabase de ocurrir en su agitada vida, te cogiera la mano y te dijera te necesito, siento haberte dicho todo lo que dije, no quería herirte pero mi orgullo fue mayor…

¡Todo sería inútil!, la llaga está abierta y el dolor emana cada segundo que recuerdas las tardes de amor que pasaste junto a él.

Cuando paseas bajo la lluvia solo una lagrima consuela tu soledad, te paras frente a un escaparate y con esa sonrisa burlona dibujada en un rostro joven alzas la vista y solo te encuentras frente a una persona que crees conocer desde hace tiempo, con ojos apagados, mirándote fijamente, clavándose en tus entrañas y pidiéndote una explicación de lo ocurrido.

Esa persona sin vida no es más que un simple reflejo del despojo humano que queda de ti. Sonríes pensando en lo estúpida que eres por sentirte así, piensas que él no merece tu tristeza, que seguro que se estará riendo de ti con un amigo y una jarra de cerveza como compañera. Y tú mientras allí, en medio de ningún lugar, paseando bajo esa lluvia primaveral que tanto agradecen los campos y pensando en las cosas tan tontas que una persona puede llegar a hacer o decir cuando algo así ocurre sin esperarlo…

Cuando paseas bajo la lluvia esas cosas son las más importantes de todas.

De: Ana.

« Cartas anteriores