Una carta para no ser entregada

Quisiera pensar que este escrito algún día llegará a ti, para que entendieras como un alma puede destrozarse en pequeños fragmentos de ilusiones, quisiera que conocieras como se esfumó la mía…
Sé que sabías que siempre vivía en mi mundo, un mundo construido para estar segura, para ese entonces no sabía porque o de que me protegía, sé que no era perfecto, pero al menos respiraba, pero aun así intentaste vivir en él y lo lograste, con el paso del tiempo lo modificaste y esos cambios me hacían sentir bien.
Pero mi imperfección era tal que no te llenaba, pues no podía expresar lo que sentía por ti, ¿Y cómo hacerlo? Si por primera vez podía contemplar tan brillante luz en la que siempre fue mi eterna oscuridad, y esa misma luz me envolvió y me cegó, caí completamente en el abismo de tu falso amor.
Tu no sentías lo mismo, pero de algún modo daba tranquilidad a tu vida, otra en tu lista no te perjudicaría, por fin me dejaste con la ilusión de que regresarías y en mi infinita espera nunca llegaste, tal fue tu apatía que jamás cruzaste miradas con las mías…
Soy tan susceptible que jamás podría lastimar a nadie, siempre trataba de no ser yo, para agradarte y esa parte es la que me mataba cada día.
En fin, todo lo que hacía para que regresaras no funcionó de nada, bueno tan solo para que siguieras estando seguro de mi amor por ti y eso en gran medida te hacia grande y satisfacía tu sed de burla ¿Qué ganabas con divertirte conmigo?
Tan enamorada estaba de ti, que logré desaparecer aquellas miradas que siempre me atormentaban en mis decisiones, logré ser fuerte, para poder abatir mi orgullo y pedirte, que me concedieras una segunda vida, si… estaba muy ilusionada de poder ser otra y demostrarte lo que había cambiado.
Por unos segundos tú seguiste tu juego, y yo ilusamente veía con más intensidad aquella luz, creyendo poder alcanzarla, pero tú la apagaste cuando me decías sin tacto alguno que no me querías de la misma forma y que amabas a otra persona que cumplía tus expectativas.
Entonces el dolor se volvió tan intenso, que presionaba todo mi cuerpo, y en cada suspiro dejaba ir pedazos de mi alma, mientras mis ilusiones y deseos escapaban por mis lágrimas.
Volví a la oscuridad de la que pensaba que nunca debí salir, pero ahora sabía de qué me protegía…
Del amor, ese sentimiento tan incomprensible y misterioso, dulce es su llegada pero amarga su partida…
Pero no te preocupes cada día soy menos ciega, y cada día soy más segura de mi camino, pero antes de partir déjame enseñarte lo que aprendí de mi sueño sin realidad: Con frecuencia la amistad se vuelve amor, quizás el amor se vuelva odio, el odio olvido y el olvido nada…

De: Dark.

One Response

  1. Bitacoras.com Says:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Quisiera pensar que este escrito algún día llegará a ti, para que entendieras como un alma puede destrozarse en pequeños fragmentos de ilusiones, quisiera que conocieras como se esfumó la mía… Sé que sabías que siempre vivía …..

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.