Sin daños a terceros

Tengo mi cabeza hecha un dilema y me gustaría creer que es ¡sólo mi cabeza! Es increíble como de un día para otro puede una persona integrarse y convertirse en parte de ti, de tus confusiones, de tus interrogantes, que te haga pensar en que los demás no importan si hay cariño y ganas de algo que valga la pena, hasta que pisas tierra y ves que se convierte en imposible por lo cruzado de la situación…

Es confuso para mi sentir lo que siento porque hasta hace días me daba igual la forma de ser de quien está a mi lado aunque la odiaba, lograba tolerarla, ahora se ha convertido en intolerable, incomoda y sobre todo innecesaria; por otra parte, nace aquello de algo nuevo que aún no se interpretar, pero principalmente no sé cómo tomarlo o manejarlo, no sé quién me encanta si el novio de mi amiga o el que está detrás de él.

El que conversa conmigo y sólo con ello llena tantos vacíos y esta soledad tan horrorosa que existe en mi teniendo tantas personas a mi alrededor, es como sentir que junto a ti, tal vez esa vida bonita, tierna y de posibles existe, es sentir que si ves más allá de quien muestra mi apariencia y si te tomas la molestia de interpretarme, de entenderme, valorarme, esas son las cosas que siempre he pedido de un hombre.

Ahora que creo tenerlas, marcamos todo como un imposible, con un tú y yo nunca, y aunque tal vez de rabia, muestra lo grandes que somos como personas, antes que pensar en ti y en mí, pensamos en el daño que llegaríamos a ocasionar y preferimos lastimarnos nosotros mismos, logre reconocer en ti esas ganas de la mujer que te apoye en tus decisiones, que te espere en casa con un todo estará bien y yo contribuiré en ello, que forme parte de tus decisiones, que se planee contigo, que sea tú y tu ella.

Aquella persona por la que consideres valdrá la pena hacer cambios en tu modo de vida, con quien sientas seguridad de expresarte, abrirte y mostrar lo que sientes, todo lo que siempre he querido que un hombre reconozca en mí, porque aun con que lo practique con esa persona no lo nota; en ocasiones creo que soy exigente, pero es difícil cuando pides cambios sencillos y te dicen que no, que porque si no quiere, me pregunto no vale la pena hacer cambios cuando estos son buenos y te harán tener una relación más completa o tal vez no hay que dar tanto sino a la medida de lo que te ofrecen, ¿he estado equivocada todo este tiempo?, ¡o soy tan ingenua que sueño con ¡imposibles!

¿Tu mi imposible? O tal vez si lograremos encontrar el equilibrio perfecto que nos haga tenernos sin lastimar a nadie y sobre todo ¡sin sentirnos tan mal como personas! No lo sé y tal vez este tiempo sin saber del otro ¡nos hará aclarar ideas! Te deseo lo mejor del mundo, que te vaya bien, que me pienses pues yo lo haré, que te cuides, hoy no eres sólo tú, estoy yo y si te pasa algo me dolería, no creo que quieras que algo me lastime jamás, lo sé por ello estoy segura que te cuidarás, es como protegerme a mí, si estás bien yo lo estaré, seré feliz de saber que lo eres.

En este mundo, en este tiempo, en este momento y para mi hay una persona muy especial, espero sea un hasta pronto de verdad hoy que sé que existes no quiero perderte, nunca me hagas eso. A veces las cosas pasan por algo ¿no crees?, tal vez aparecimos en la vida del otro para reconocer que tan fuertes somos, que tan reales son las personas que alguna vez soñamos, que tan capaces somos de luchar por lo que queremos, que tanto podemos llegar a querer a alguien, que tan grande podría ser nuestro sacrificio.

Dudo que esto que nos pasa sea algo malicioso, si fuese así tan simple como que ya hubiese pasado algo más entre nosotros pero no es así, existe un miedo a que pase y nos guste tanto que no podamos volver a impedirlo, sabes que mientras te escribo mis ojos están a punto de rebosarse de lágrimas, y es por emoción, hace mucho que una persona no me inspiraba para escribirle y es algo que me encanta hacer, tu vuelves a hacerme sentir tantas cosas que ya no reconocía en mí, que te juro espero jamás se acabe esto.

Como quisiera poder decirte tantas cosas hermosas que se me ocurren sin miedo a ilusionarme, Si la dicha tocara esta puerta, seguiría creyendo que los sueños te llenan de ilusiones, reflejos que anuncian que por mi volverás, y no dejaría que las inseguridades pregonen mi vulnerabilidad, que vuelvas transformando esas inseguridades en dicha y hermosos momentos, que el cielo se vuelve poco ante el amor que merecemos tener, que merecemos compartir.

No mereces atraparte entre mis incertidumbres, no mereces hacerte esperar, aunque muera de ganas de que sea así, estoy clara que no soy quien para someterte a una situación llena de inseguridades, de hacer de casualidades momentos, de secretos y miedos, la noche larga amenaza en volver a ocultar un amor que se proclama ante nosotros y que nos hace temer tanto, me rodea la tristeza que impera sobre el mudo desconcierto de un futuro entre los dos. Voy a extrañar tus buenos días, tu feliz noche, tus mensajes que me han hecho compañía durante todo un día, me harás falta ¡tú!

Esto es algo tan nuestro, es nuestro secreto, espero me pienses,
Espero esto signifique algo para ti,

Cuídanos.

Te adoro,

De: Daniela.
Para: Edilberto.

One Response

  1. Bitacoras.com Says:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Tengo mi cabeza hecha un dilema y me gustaría creer que es ¡sólo mi cabeza! Es increíble como de un día para otro puede una persona integrarse y convertirse en parte de ti, de tus confusiones, de tus interrogantes, que te hag…..

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.