Ser tu esposo

Cariño,
Te escribo esta carta con el amor, el respeto y la admiración de siempre, pero, sobre todo por una razón muy especial para mí, por ser parte importante de mis sentimientos, y aunque en nada influye en el amor tan grande que te tengo, es una necesidad para mi corazón decirte GRACIAS!
Gracias mi amor, por todo este apoyo moral que he recibido de ti durante todo este tiempo que he permanecido lejos de ustedes.
Son muchas las cosas que tengo que agradecerte, pero para mí la más importante es el esmero con el que has cuidado de la familia que juntos procreamos.
Eres una excelente madre, y la mejor mujer, yo no merezco todo el amor que me tienes. Todas estas frases de cariño, brotan de mi corazón y ninguna ha sido inmerecida, todas son sinceras, sin exageración, por el contrario… creo firmemente que no hay una palabra para describir la enorme bendición de ser tu esposo, nunca me has fallado, y esa es otra razón para decirte GRACIAS, con todo el corazón.
Por la pureza de tu amor, estoy consciente que no soy digno de ti, pero ese mismo amor me impulsa a luchar por serlo, y… ¡voy a lograrlo! ¿Sabes por qué razón? Porque te amo…
Sinceramente, ¡GRACIAS!

De: Eduardo.

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.