Se que últimamente extrañas mis caricias

Sé que últimamente extrañas mis caricias, perdóname, perdóname mi amor, no sé qué me ha pasado, siento tanto miedo de amarte, de tenerte, de sentirte, de dejarte u olvidarte… ¡Pero no dudes más, de que ¡te amo!, no vuelvas a dudarlo, ¡tus palabras suenan como martillazos en mis oídos!, siento enloquecer cuando escucho decirte que dudas de mi amor, que son momentos fugaces, efímeros, y sutiles… cuando me escuchas decirlo… porque yo quería que se quedara eternamente en tu memoria.
No quiero más oírte decir que extrañas mis caricias… porque me lastimas… no sé cómo sucedió, no sé ni cuando, ni donde, ni como dejé de expresarte mi amor… han sido tantas las discusiones, los desacuerdos, y los problemas, porque no hemos dicho lo que sentimos, lo que queremos, lo que deseamos en el momento preciso…
Eso ha hecho que mi amor se vaya cubriendo de una espesa neblina, que no me deja llegar a ti, ni verte, ni abrazarte, ni besarte, ni mirarte reflejándome en tus ojos, y ¡quiero hacerlo! ¡Pero no sé cómo! La neblina no me deja ver…
¿Dónde estás amor mío? Quiero gritar hasta desgarrarme la garganta hasta que escuches mi eco mil veces decirte te amo… ¡porque te amo! Siento este amor inmenso que me quema por dentro, pero no sé, no sé, no sé, como expresarlo…
Tengo miedo, mucho miedo y tantos sentimientos encontrados…
Quisiera llorar y formar un océano con mis lágrimas hasta que sus olas lavaran mi alma, y la sal cauterizara mis heridas que sangran, y quedar limpia de esta ira, dolor, angustia, desesperación frustración y de impotencia que me han ido matando desde dentro…
Tú no tienes la culpa, ya no cargues más esa piedra que tanto dolor te causa, has pagado tus culpas… no sufras más por mí… ven y abrázame, déjame amarte, besarte y hacerte el amor tierna y delicadamente, hasta hacerte vibrar, sentir, y disfrutar la explosión del fuego de mi pasión, déjame amarte al compás del Bolero de Ravel… y hacerte el amor intensamente… y será la mejor noche que hoy habremos tenido… y mañana… mañana te diré exactamente lo mismo… porque para entonces como el cristal soplado… nos habremos fundido en un abrazo…
Siempre tuya… Magali.

De: Magali Sauceda.

One Response

  1. Bitacoras.com Says:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Sé que últimamente extrañas mis caricias, perdóname, perdóname mi amor, no sé qué me ha pasado, siento tanto miedo de amarte, de tenerte, de sentirte, de dejarte u olvidarte… ¡Pero no dudes más, de que ¡te amo!, no vuelvas a …..

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.