Fuiste mi única testigo

Ayer mirando la luna me puse a leer las cartas que con muchas ganas te escribí cada día… Pero que nunca me atreví a dártelas y que ahora solo me dieron ganas llorar cuando las tuve en mis manos y no saber que hacer. Cada día la luna fue testigo del amor que sentía por ti cuando en ella solo reflejaba tu rostro. Ayer la luna fue testigo que ya esas cartas ya no existen, que si así las tengas no entenderías lo que yo siento por ti a pesar que una vez te lo dije esperando alguna respuesta que nunca llego ninguna palabra salio de tu boca. Mi corazón siempre te tuvo presente cada día a pesar de todo lo que vivió, no dejo de quererte ni siquiera por un instante…

De: Ninia E.

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.