El poder de tu amor

Pasó todo de repente, es todo nuevo y a la vez un dejavú. Esto ya lo viví, pero a la vez es un nuevo comienzo. Tengo miedo de tropezar con la misma piedra, pero estoy motivada a saltarla. Te siento distante, pero cada vez más cerca. Oigo tus latidos, aunque apenas te escucho respirar. No puedo mirarte, pero sé que dicen tus ojos. No te conozco, pero entiendo hasta el más mínimo de tus gestos. No entiendo lo que dices, pero te escucho atenta. Estoy insegura y desilusionada pero guardo esa gota de esperanza en mi corazón.
Sé que te amo, pero odio lo que haces conmigo, sé que eres mi adicción pero no espero una cura. Sé que no es sano estar contigo, pero es el más dulce de los venenos. Odio que te gusten tantas mujeres, pero amo que me recuerdes, que vuelves una y otra vez sólo a mí. Odio tus defectos, pero amo tener la posibilidad de cambiarlos. Odio que compartas tus virtudes, pero las amo, porque sé que son sólo mías.
Odio tu forma de mirar, que seduce hasta a la persona más fría del planeta, que penetra el corazón, y te lleva a lugares imaginados. Odio cuando en tu pecho puedo escuchar el estruendo de tu voz grave, y cuando tus palabras se vuelven mi ilusión. Odio tu forma de caminar, pausada y sin ningún ritmo, medio inclinado como cargando un peso, que te hace parecer egocéntrico y soberbio, pero adoro que seas seguro y que sepas que me encantas. Odio tu movimiento de pelo, y que antes de dar una respuesta, levantes las cejas, pareciendo pensativo.
Odio sentirme segura con vos, cuando sé que sos el peor de los peligros. Odio creerte cuando tengo más que claro que pocas veces dices la verdad. Odio sentirme viva cuando estoy contigo aunque sé que respiro con aire artificial. Si me queda poca vida, entonces me voy corriendo hacia vos. Si te queda poca vida, te sostengo en mis brazos y no te dejo ir nunca. Si me dejas, mi corazón se ira contigo.
Si te dejo, sé que tu corazón estará dentro de mí. El miedo que siento ahora es difícil de explicar, porque nunca sentí un miedo tan hermoso, un miedo por el que estoy dispuesta a correr los riesgos que sean necesarios, un miedo que hasta a veces se me olvida que es miedo. Un miedo que me pide que me detenga, pero a la vez me incita a seguirte. Es la locura más sana del mundo, y a la vez la más riesgosa.
La gente dirá que estoy loca, pero me atrevo a decir que si lo estoy, amo esta locura. Porque con esto que siento, no podría estar cuerda. Es más allá de los límites el amor que te tengo, por eso supongo que estoy loca. No entiendo cómo siendo tan jóvenes, siendo frágiles, siendo vulnerables, siendo débiles puedo sentir este amor tan fuerte, que puede con todo y con todos. Estoy segura que este amor no se termina con un simple adiós, estoy segura que nuestra historia no tiene fin.

De: Escritora Misteriosa.

One Response

  1. Bitacoras.com Says:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Pasó todo de repente, es todo nuevo y a la vez un dejavú. Esto ya lo viví, pero a la vez es un nuevo comienzo. Tengo miedo de tropezar con la misma piedra, pero estoy motivada a saltarla. Te siento distante, pero cada vez más…..

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.