El mar de mi desamor

Hoy tomé mis cosas y me puse en marcha, en busca de ese tesoro que todo mundo ansia con el alma, que pocos encuentran y que los otros desean, hoy he tomado mis cosas y las puse en esa pequeña bolsa que nadie puede tocar. Tomé mi barco que mucho tiempo construir me tomo, que es fuerte y resiste todo problema y tempestad en busca de eso supremo que es lo que falta me hace y que quiero con el corazón.

Me he adentrado en un mar lleno de tentaciones y peligros que me pueden hacer dudar, pero sigo buscando ese bello mar donde sé que te voy a encontrar. Hoy por la mañana cruce el primer mar dejando mi casa atrás, dejando todo lo que mi a mi vida felicidad daba, porque lo que busco afuera mucho me va a costar pero no importa lo he de encontrar.

Llegue a una isla donde encontré mucha belleza, en donde me sentía bien donde rodeado de los más ricos manjares tropicales aun necesito de algo más, porque aquí nadie me necesita. No sé dónde estoy ahora y no sé por qué tanto frío siento, que en el horizonte el sol veo, pero algo me hace ir más lento, algo ha tomado mi timón y me ha hecho vuelta casi dar, siento una tristeza que me invade el alma y mi corazón se para, ¿qué me va a pasar?

A lo lejos diviso una bella luz que mi corazón y alma calienta, es una bella isla donde el amanecer está naciendo, que a mi barco llama con gran afán, que no importa que tan lejos este de ella yo voy a llegar. Me sigue acompañando esa luz por muchos días que poco a poco mi barco ha secado y a mi corazón los latidos ha devuelto, que me hace emocionar y desear la travesía porque siento que la encontré lo que vine a buscar.

Tome el camino más corto y hoy por primera vez te veo, eres más bella de lo que pensé, la verdad no me lo puedo creer, eres acaso una ilusión que mi lastimado corazón sueña… He oído mi nombre y a tus pies he caído dándote todo lo que en mi barco esta, y en tus manos una pequeña bolsa colocó que guarda lo más puro y bello que yo tengo.

No sé qué es lo que me dices, no lo entiendo que por mí no esperas y no soy ese que has llamado, que por un gran tiempo has tenido navegando, el que a dejando todo lo que tiene atrás y que no volverá a recuperar. Mi cansado corazón se rompe escuchando esas palabras que no espera encontrar, ¿por qué no soy yo el que te podrá llevar? Es acaso que mi barco no puede navegar más allá de donde tu estas y que no me acompañaras dándome la felicidad.

Es cierto que no es bueno rogar por un viaje más, que tarde o temprano un viento llegara, que el tiempo tiene que pasar para que mi barco arregle y vuelva el mar surcar, pero en el momento que te encontré no sé a dónde voltear, a donde ir… porque tú eres ese timón en mi vida y hoy naufrago en el inmenso mar del desamor.

Dejo por terminada mi travesía en busca de tu amor, el cual mucho me costo y deseo que en aquel mar donde tú estarás y mi barco no llegará, encuentres a aquel que llamas, ¡Adiós mi bello desamor! Fue hermoso encontrarte… Pero doloroso dejarte Luz que me llevaste a navegar lejos del mar frío de la soledad. Regreso a navegar con una bolsa vacía y un barco que sólo el viento toca dejando atrás lo más bello que mis ojos contemplaron pero que mío no será… volvamos a casa.

De: LXM Jáuregui.

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.