Cartas de Amor Famosas: la carta de Henry Miller a Brenda

Mi queridísima Brenda:

No puedo dormir. He tomado Anacin y Valium, sin éxito. No puedo quitarte de mi mente. ¿Dónde estás? ¿Qué te impide escribirme o telefonearme?, ¿Algo no va bien?, ¿Te has desenamorado… o tienes un nuevo amor?

Te necesito, te necesito, te necesito. No era consciente de cuánto dependía de tu presencia, de tu amor.

Ahora me encuentro, todavía en total desesperanza pero sí ante un profundo misterio.

No me parece recibir ningún silencioso mensaje tuyo, aunque tal vez las ondas siderales se encuentran demasiados perturbadas por las recientes tormentas.

Sí, creía que los poderes de la mente (o del corazón) podrían superar tales obstáculos. Todavía lo creo. Espero de ti el milagro, tu milagro.

Estoy seguro, pese a todo, que donde quiera que estés piensas en mí.

Confío en que no estés en un hospital o clínica. Pues incluso así imagino que sabría de ti.

Brenda, ¡vuelve a la vida! Háblame, por encima de las ondas del éter si es necesario. Pero no me dejes en este profundo silencio y soledad.

Te quiero, te quiero.

Autor: Henry Miller.

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.