Amada esposa mía

Parece que fue ayer, cuando con miedo yo te hablé por vez primera. Parece que fue ayer, cuando dormido yo soñaba en ti pensando. Ahora soy muy feliz, que sigue siendo en mi vida una elegancia, ahora sé que ya no existe la distancia, ya no hay temor de competencia y desconfianza, gracias a Dios por fin nos hizo tan feliz ya tengo tu amor, ya soy feliz, por fin esta pena se pudo acabar, hoy somos esposos todo es distinto, un magnifico amor guardo para ti.
Esposa mía, rumbo de mi destino, como quisiera detener los años para que en tu ternura nunca pasen, gritarle al mundo que soy tuyo y en el cielo escribirte mil mensajes. Antes con mirarte recibía martirios que he sufrido yo para ser de ti, ya tengo tus besos no hay porque sufrir unidos por el destino conservando el triunfo hasta morir. Hoy nos queremos hoy nos amamos, viva el amor! vivamos siempre aliados de corazón.
Amada esposa mía, anhelo tenía de estar de cerca de ti, el rumbo de mi vida es seguirte y el camino no tiene fin. Hoy que mis deseos se cumplen
se curan mis heridas, mi alma triste y sencilla quedó porque tanto sufrió. Tú fuiste la ilusión de un joven caminando por las veredas de amor, y como un débil cayó al pie de tu sombra rendido por la sed de una ilusión, si nos perdemos en la lejanía de un mar inmenso, navegando hacia el horizonte de otro sol, yo te prometo que nuestro barco será el destino y nuestro mar será el llanto del corazón amada esposa mía, mis nobles sentimientos perduran sin obstáculos ni competencia que no anteponga la vida, te amo y prometo a mi izquierda cuidar tú nombre, y a la derecha llevar la espada de la vida, como todo un caballero en la guerrilla del amor. Amada esposa mía, “el amor es el sentimiento más profundo que sólo lo encuentran aquellos que por medio de una lágrima del sufrimiento ofrendan el sacrificio de la mente y el corazón” ¡te amaré hasta el final!

Autor: Roberto García Rmz.

3 Responses

  1. No más | Cartas de amor Says:

    […] por mucho tiempo y no sé por qué lo escondo. Quizás sea el temor al rechazo, el miedo a no ser amada por ti. Pero ya no puedo más, este sentimiento oprimido en mi corazón me está matando lentamente y ya […]

  2. Cupido | Poemas de amor Says:

    […] Tweet Disfruto de esas noches, que duermes a mi lado, después que nos amamos, exhaustos nos quedamos, tu cuerpo con mi cuerpo… ni siquiera se rozan…solo sienten. […]

  3. Al son de la marea | Poemas de amor Says:

    […] fuiste mía para dentro Más allá del mar y de la noche Y fui tuyo, más allá del ensueño Desde la honda […]

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.