Acercándome a ti

Me voy acercando a ti, suavemente, lentamente, mis manos sienten la finura de tu piel, la suavidad de tus labios, el aroma de tu cabello invade mi nariz, y sin que me pueda controlar desprendo tu vestido,
y la luz que irradia tu cuerpo, ciega mis ojos, tú suavemente levantas mis manos, y desprendes mis ropas, me atrevo a acércame a ti, para beber tu alma, y con un sentimiento de angustia me acerco a ti, no deseo maltratar la perfección que eres…

Pero tus ojos me piden y me ordenan que sea tuyo, silenciosamente te rodeo, mis brazos abarcan tu hermoso cuerpo, y sin poder evitarlo caigo de rodillas ante ti, para decirte que soy tuyo en cuerpo y alma,
me levantas tiernamente y me llenas de una sensación de plenitud, siento la ternura de tus senos, la suavidad de nuestras intimidades.

Me atrevo a besar tu cuello y con tu mano tocas mi cara y llevas mis labios a los tuyos, que emoción, que sentimiento, unas lágrimas caen de nuestros ojos, que éxtasis, que emoción, que bella eres, y sin poderme controlar te levanto de la cintura para besar tu vientre y dar gracias porque estás a mi lado para amarte, para entregarte las maravillas de una vida.

De: Clemente.

2 Responses

  1. Bitacoras.com Says:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Me voy acercando a ti, suavemente, lentamente, mis manos sienten la finura de tu piel, la suavidad de tus labios, el aroma de tu cabello invade mi nariz, y sin que me pueda controlar desprendo tu vestido, y la luz que irradia…..

  2. A piel adentro | Poemas de amor Says:

    […] te conozco, aun así nos deseamos enormemente el uno al otro como que nos hubiéramos ya amado en nuestra vida […]

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.