Necesito un amigo…

Cuando ser humilde es la única manera de mostrar que si fue y todavía se es amigo…
Muchas veces tu necesitaste de mí, pero yo creo que yo no tuve esa misma humildad. Estaba tan habituado a nunca necesitar de amigos, tan acostumbrado a ayudar solamente, que nunca abrí mi corazón y nunca pedí socorro.
Pero ayer sentí que me faltaba el aliento, que la ira se encendía en mí y que sentía el deseo de llorar más fuerte que jamás haya sentido; y no tuve valor de pedir una palabra amiga o buscar el consuelo que brindan los grandes amigos. Orgullo tonto, pero que tú entendiste muy bien. No dijiste nada, no hiciste ninguna señal de que me ofrecías consuelo, solamente respetaste mi dolor y allí quedó todo. No escapé y no intenté decir lo que no sabría decir. Lo terrible fue tener que dormir con esa espada atravesada en el corazón.
Le reclamé al Señor diciéndole que estaba perdiendo mis amigos. Pero en el fondo del corazón sentí que estoy dejando de ser amigo.
Cuando se comienza a necesitar demasiado a los amigos, se comienza a perderlos. Entonces decidí decirte que necesito un amigo, pero no quiero necesitarlos tanto que tu tengas que cambiar tus planes a causa mía.
No digas muchas cosas. Di solamente que vas a orar por mí y seré fuerte de nuevo. Ayer necesitaba tener el hombro de un amigo para reposar sobre él y sobre él llorar; hoy solo necesito una palabra amiga. Háblame de mis defectos y de las dificultades que te causa mi amistad. Háblame de las horas en que deseo un poco de sosiego y que insisto en llamar tu atención. Háblame de las horas en que te gustaría recibir de mí un acto de humildad y la confesión de que yo necesito tu amistad y aparento ser fuerte. Hazme llorar, por lo menos una vez. Tal vez sintiéndome solo una vez en la vida, probaré que soy tu amigo de verdad, pues pedir es, muchas veces, entre amigos, la mejor forma de mostrar la amistad. La expresión yo necesito, es muy empleada por personas egoístas, pero fue inventada para quienes se aman y tienen suficiente humildad para pronunciarla de vez en cuando.
Hoy quiero decir precisamente esto: Nuna dije que te necesitaba. Ahora digo: al menos ayer te necesité. Y tú hiciste lo que un amigo debe hacer. Guardar silencio y sentir conmigo.
Tal vez eso sea amistad…..

P. Zezinho. Amistad quizás sea eso!. Tercera edición. San Pablo. 1994.

3 Responses

  1. Bitacoras.com Says:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Cuando ser humilde es la única manera de mostrar que si fue y todavía se es amigo… Muchas veces tu necesitaste de mí, pero yo creo que yo no tuve esa misma humildad. Estaba tan habituado a nunca necesitar de amigos, tan acost…..

  2. Dónde esta el amigo que amo | Poemas de amor Says:

    […] Dónde esta el amigo que amo Tweet ¿Donde el amigo que amo? Que no se acerca, ¿Donde esta la amistad? […]

  3. Carta de amistad | Cartas de amistad Says:

    […] con las mismas penas que yo, si alguien necesita comunicarse con alguien como yo que necesite una amiga, sólo escríbame, quiero ser amiga y contar con un amigo (a) de verdad con el que pueda hablar sin […]

Manda tu comentario!!!

Importante:El comentario estara en moderacion hasta que un administrador lo acepte. No te preocupes si tarda en salir.