may 31
Te he observado desde hace tiempo parece que te gusta jugar con los sentimientos, tus antecedentes no son buenos las mujeres dicen que solo las has hecho sufrir, lo siento niño lindo pero conmigo no podrás hacer lo que hiciste con las demás.
Mi corazón no lo entrego a cualquiera que se presente, lo cuido como oro, este vale un montón, no se merece que lo hagan sufrir, no se merece un hombre como tú. Yo no caeré en tu juego, busca mejor otra manera de entretenerte, busca mejor otra mujer que caiga rendida a tus pies, a mi tu belleza no me impresiona, yo lo que busco son buenos sentimientos.
Yo no soy una muñeca, conmigo no se puede jugar, yo no lo permito, yo me hago valorar.
Sabes bien como engañar a una mujer para que caiga en tu trampa, pero yo te advierto que conmigo no podrás, ya deja de intentarlo, ya déjame en paz.

may 30
Cuando un soldado llora,
es porque en su mente se desata,
una batalla destina al fracaso,
un corazón afligido por estar derrumbado,
palpitares dilatados por su amor desaparecido.

Es la historia de un soldado,
enfrentándose a Cupido,
el trayecto de las flechas
a su corazón lo dejan dolido.

El soldado está llorando,
porque en la guerra y el amor,
el vencedor no se ha decido,
contra un enemigo invisible,
pero sus actos hieren firmemente,
el soldado se ha convertido en un delincuente,
por robarse un corazón que ya no le pertenece,
del teatro de la vida él es el payaso,
y ella la doncella cautiva en su palacio.

Un soldado disfrazado que no quiere dar la cara,
por eso su corazón se desarma con su alma,
el lamento de un soldado,
que no ha ganado la batalla,
las penas y tristezas se prolongan con las lágrimas,
por su amor no ser correspondido,
es por eso por lo que llora un soldado,
con su corazón muy mal herido.

De: Andrés Oquendo.

may 29
Hoy nuevamente, contemplando el anochecer desde mi ventana, vuelvo a escribir una carta para ti, y a pesar de saber que nunca te llegará, se que tú desde tu estrella la podrás leer y te gustará.
Siento una dulce paz, me siento extraña, mirando la luna cuya luz atraviesa mi ventana y me embriaga de esa dulce sensación de calma, ojalá pudieras a mi lado estar, ojalá pudiéramos nuevamente juntos contemplar un nuevo amanecer.
Estoy sola, pero siento tu presencia muy cerca de mi, tu imagen se refleja en la luz que la luna derrama sobre mi ventana, y el viento cálido de la noche me acaricia suavemente como si fueran tus manos, mantengo intactos mis recuerdos, y si pudiera pedirle a una estrella un deseo en una noche cualquiera le pediría volver a estar contigo, le pediría simplemente que nunca te hubieras ido, y de nuevo tendría una esperanza, pero sé que tan sólo es un sueño, porque mirando a las estrellas podría pedir mil deseos, y siempre todos me llevarían a ti, a tu recuerdo, porque en mis sueños siempre estás tú.
Sé que nuevamente amanecerá y con la llegada del sol se marcharán las estrellas y la luna se esconderá, y aunque te seguiré queriendo desde lo más profundo de mí corazón, volveré a mirar al frente, caminaré despacio pero firme sin mirar atrás, levantaré el vuelo una vez más y seguiré viviendo, más cuando la noche caiga nuevamente desearé que vuelvas, seguiré aquí, esperando amaneceres….
Mirando a las estrellas…

De: Kalyma.

may 28
Hoy no escribiré nada;
eso creo…
Porque nada se me ocurre…
Así es que solo diré:
¡que te amo!
Y para eso…
No necesito inspiración ni poesía;
no necesito anáforas,
no necesito metáforas,
no necesito ninguna figura literaria…
Ni la rima, ni la retórica.

Para decir que te amo…
solo me basta con amarte,
me basta con estar enamorado;
y eso ya es un hecho,
en este momento,
y desde hace mucho tiempo.

De: Jacob Neruda Unamuno.

may 27
Buenos días mi amor lindo, bello y adorado vamos a ver que te escribo hoy una carta de amor, sexual o una de terror:
Cuando te miré por primera vez no sabía que decir, que pensar ni mucho menos sabía que sentir. No se como pero me enamoré de ti antes de tocarte.
¿Recuerdas esos bellos momentos?
Aquí estamos a poco de tres meses de soñar juntos, el camino mas bello que hemos podio fantasear, haberlo creado para los dos, tres meses de sueños, pasiones, de risas y felicidad.
Tres meses que tú me has dado el regalo mas lindo para mi corazón. Te puedo decir que te doy lo que soy porque te amo. Nunca podré dejarte de amar…
Se que algún día descubrirás que cada sonrisa que te he regalado es un te amo solo para ti, que cada abrazo que te de será una inspiración para mi corazón.
Mi Mike adorado, pienso mucho en el momento que estemos juntos, en que la pasión junto con el amor se unan, no hay nada mas lindo en el mundo cuando dos personas que se quieren y se desean pueden hacer el amor, entregarse uno al otro con amor.
Cierro los ojos y te veo como te pones frente a la cámara, desnudo muy acomodado en la silla, disfruto cada movimiento que haces, lamentando no estar contigo para poder hacértelo yo, cuanto diera por estar contigo en ese momento y poder disfrutar tu cuerpo vibrar de placer y el calor que emana de el, besarnos y sumirnos en un beso apasionado. Luego darnos un baño y… que delicia, cuantos juegos en el baño.
He pensado que si tu me gustas tanto, porque no comerte pero no a besos sino asado, con un poco de sal y ajo, la cabeza para una sopa, los ojos azules los guardo de recuerdo, y te pongo en la nevera para todos los días comer algo de ti, claro amor, hay algo que no pondré jamás en la nevera si no al lado de la cama, ummmmm ¿sabes qué es? …
Te amo mucho Mike.

De: Mayra Castillo.

« Cartas anteriores