Nov 28
Estabas escondida, lo
estabas. Mi amor que se
lo lleva el viento y tu caricia
en mi piel germina, beso que
falsifica sufrimiento.

No llores,niña mía, que
aun los pájaros cantan
por tus sentimientos.
Que aun te veo aplastando sufrimiento.

Mi amor fue virgen,
nunca estuvo exento.
El agua que corre por mis
venas, la magma que mato
tus sentimientos.

Y el te da amor, amor libre.
Amor virgen, sin deuda.
Amor que no examina. No
hay araña escondida, no
hay red enmascarada al cual eludir, niña mía.

No llores, que aun te amo.
Que aun las flores, se pintan
de colores, colores que te llenan
de amores. Dame un enigma, para
descifrar con tu beso tu semilla.

Tu misterioso, tono me
lastima, yo ya llegue hasta
el fin. Y simulo un olvido.
Y aquí desde mi aposento, miro tus
ojos ciegos que extrañan amor eterno.

No te preocupes, niña mía.
Que pronto estarás sembrando,
pronto tus raíces estarán
floreciendo en tierras de un
nuevo amor eterno.

No llores, que yo ya ilustre
mis sentimientos. Ya no
puedo darte amor joven,
amor que seco tu nimiedad,
mi amor lejano que separo el tiempo.

De: Rolando Cocolotl Cámara.

Nov 27
Quiero llevarte a pasear
por las calles de mi ciudad,
con el sol alumbrando nuestros pasos…
Caminar contigo tomada de mi brazo
o de mi mano;
sin que nada perturbe
nuestra plena libertad.

Y frente a los curiosos
que nos miren de reojo…
Darte un gran beso y un abrazo;
para que se enteren de una vez por todas…
Que de verdad te quiero;
que de verdad te amo.
Que de verdad estoy de ti enamorado.

Quiero jugar libremente contigo
hasta que el sol se marche,
en alguna plaza o algún parque,
riendo y rodando por el prado
como dos adolescentes…
Y quiero que bailemos
sin música entre los árboles…
Tomarte entre mis brazos
mirándote a los ojos
sin que ya no nos importe
lo que diga la gente;
lo que puedan decir los que observen
con cara de escandalizados
¡Los dejaremos que comenten…!
Que mientras nosotros seamos felices;
ellos seguirán siendo amargados.
Y es que posiblemente no hayan visto nunca
una pareja de adultos enamorados.
Posiblemente no hayan visto nunca una pareja
de soñadores enamorados.

De: Jacob Neruda Unamuno.

Nov 27
Dime que tiene tu sonrisa cautivadora de primavera, que siempre está a la vista cuando requiero de ella.
No sé qué tienes en tus ojos tan verdes, que me ciegan, que cuando pienso en ellos mi mente siempre vuela. No sé si decirte que te amo o esperar a que tú lo digas, para escuchar de nuevo esa bella melodía pronunciada de tus labios.
Me enamoras día a día sin saber por qué, eres en realidad quien me guía por exactamente no sé qué.
Eres un túnel de aventuras maravilloso, donde no sé qué voy a encontrar, solo lo sigo porque me hace volar.
Me regalas muchos suspiros, con los que puedo jugar para soñar despierta con cada día a tu lado, donde soy feliz sin planearlo.
Simplemente junto a ti Dios me llevó y es justo ahí donde quisiera vivir… solo junto a ti.

De: Fer-k.

Nov 26
En primer lugar, quiero que sepas que aunque ya no estés a mi lado, mi corazón siempre estará junto a ti…
Hoy te digo adiós y esta vez es para siempre. Me despido de tus besos, tus abrazos y de todas tus caricias, no porque yo quiera… simplemente porque tú así lo quisiste.
Si tan solo me hubieses dado la esperanza, una señal o quizás simplemente me hubieses dicho que aún me amabas, bastaba para quedarme para siempre contigo…
Pero no fue así.
Tu orgullo le ganó a tu corazón… que hice mal, en que te fallé hasta el día de hoy me pregunto ¿por qué?… Si mi único pecado de esta relación fue amarte, entregarme por completo a ti en cuerpo y alma, creyendo en tus promesas, donde me prometías amor eterno y yo simplemente confié en ti…
Te busque tanto, me la jugué por ti como nunca lo había hecho por nadie, te entregué mi amor incondicional y solo obtuve de ti la respuesta de tu rechazo.
Ahora me despido de ti y aunque te tenga que ver siempre por un solo motivo… “nuestro bebé”, mi corazón y mi alma hoy te dicen adiós…
Me quedo con nuestros sueños y recuerdos que algún día tuvimos y no se cumplieron.
Quizás cuando me busques, ya sea demasiado tarde, porque tal vez mi vida haya tomado otro rumbo que no seas tú…
Ahora te dejo con tu libertad, egoísmo y orgullo, que no te dejó entender que el amor que yo sentía por ti fue verdadero.

De: Gisselle.

Nov 26
Me voy olvídate de mí, no me hables no me ruegues
no me insistas no me pidas, que vuelva yo a ti,
tú ya nada me haces sentir,
si, desde hace tiempo
lo debí decir, pero ahora estoy segura ¡no te quiero!
olvídate de mí,
tus reproches, tus insultos, tus derroches, tus deslices, hicieron que no creyera en ti,
no me digas ahora que me amas, que sin mí no puedes vivir,
ya! olvídate de mí… olvídate de mí,
y no vuelvas ni a mirarme, ni a buscarme, ni rogarme,
ni a querer besarme diciendo “me arrepentí”,
no te creo, ya no quiero, ni te celo, ni me muero si no estás junto a mí,
ya! olvídate de mí,
déjame vivir, y olvídate de mí…
Ya no soy aquella niña inocente, aprendí a vivir,
la experiencia de tenerte me enseñó a ser fuerte,
y también como tú a fingir y mentir,
ya no quieras engañarme, utilizarme, espantarme,
y gritarme que te vas a ir,
porque ahora soy yo, la que quiero estar sin ti, ya!
olvídate de mí.

De: Magali Sauceda.

« Cartas anteriores Siguientes cartas »