nov 30
El amor es paciente, es bondadoso el amor no es envidioso, ni orgulloso se comporta con dulzura, no es egoísta no se enoja fácilmente no guarda rencor, todo lo disculpa todo lo cree, todo lo espera todo lo soporta el amor jamás se extingue…

Te amo más de lo que puedo expresar no he conocido felicidad mayor que el inmenso amor que me has hecho sentir. Te amo por tu paciencia y comprensión, por el calor de tus brazos, que me recuerdan donde esta mi refugio, mi hogar y mi pasión… al pensar cuanto significas para mí me imagino cuanto me faltarías si no estuviéramos juntos…

Como el lugar en tu hombro, donde mi cabeza reposa perfectamente… No puedo imaginarme como sería mi vida… Sin la ternura de tu voz cuando susurras mi nombre, sin la pasión que enciende mi corazón con cada caricia, sin las risas que compartimos, sin los secretos que guardamos y sin los sueños que atesoramos en nuestros corazones.

Doy gracias a Dios por el milagro de ti, por el amor que compartimos que ha cambiado mi vida por la fe en nuestras almas doy gracias a Dios por hacernos el uno para el otro. Eres el mejor regalo que me dió la vida…

nov 30
Ella es la que alivia mi dolor
La que calma con su eternidad
Las tempestades en la noche de soledad.
Ella llego cuando la desilusión
Estaba a punto de vencerme
Mira no podría decirte como
Poso ni siquiera cuando llego
Lo que si te puedo decir que
Con su parecencia toda mi vida cambio.
Me dio la fuerza en el momento
En que más lo necesitaba.
Jamás me negó la ayuda me salvo
Cuando se lo pedí ahora ya no le
Temo a nada que pase lo que tenga
Que pasar por que lo que sea sé
Que será mucho mejor que lo que
Antes viví porque estoy acompañado
Por ella para toda mi eternidad…

De: Jorel Elias.

nov 29
Llegaré a tus brazos como una suave brisa
de viento de octubre que sin querer te abrigue.
Nuestras ajenas pieles de sabanas vacias
esperan ansiosas un roce sin saberlo.

La distancia ha llenado las mil y un formas
de ignorar nuestro anhelo de un beso,
mientras tus ojos y los mios evitan enredar
más esta dificil manera de querernos.

Te deseo como se desea una bala en la frente.
Tengo tantas ganas de escapar de todo esto,
de tantas noches suponiendo que mis hojas
tristes no se mueven al compás de tu viento.

Este frío de la madrugada mientras me envuelvo
en una frasada abrazado a tu silencio negro,
me hace querer dormir con lo frío de tu tiempo
mientras dura la mentira de lo poco que te quiero.

De: Uriel Gabriel Zapata Rodríguez.

nov 29
Nadie sabe lo que veo sin mirar, recuerdos que pasan como el viento que en mi mente presente están. Nadie sabe lo que sentí en lo adentro de mi ser, nadie sabe que lloré, que moría sin poderme defender.

Me preguntaba cada día porque derrumbo mis sueños y anhelos con palabras que arrebataban y apagaban la luz de mi alma, palabras frías sin ningún calor, ¿por qué me dejó desolada en el hoyo del dolor?, cuando en realidad sentía el mismo amor que yo.

De: Lourdes Rodríguez.

nov 28
Sé que te parecerá extraño recibir este mensaje, quise que esto se arreglara, pero fue egoísta de mi parte, yo sé que te lastimé demasiado, pero no puedo hacerme a la idea de que te perdí, no puedo verte y saber que ya no estaremos juntos…

Tu despedida me ha marcado tanto que mis suspiros son cada vez más profundos y hasta mi fe se ha convertido en desconsuelo. Te llevas mi corazón quizás sin saberlo, y no te diste cuenta que me dejaste colgada de tus recuerdos… Donde quiera que estés cuídate mucho.

De: Fanny.

« Cartas anteriores