Jul 27
Mientras siento
cómo huyes de mis brazos
un manto de soledad y miedo
cubre el frío que me causa
el saber que ya no me amas.
He perdido la batalla…
Si no bastaron mis ruegos y palabras
¿qué sentido tiene ahora
derramar más lágrimas?
Si tu destino es irte
mi corazón no será la puerta
que te impida proseguir la marcha.
Adelante.
Eres libre.
Sé bien que si hoy partes a buscar
motivos nuevos a tu alma
tal vez mañana regreses
y los descubras
en el amor que yo te daba.

De: Marisol Moroyoqui.

Jul 26
No puedo quedarme más
ni tampoco puedo verte más
no me preguntes porque
porque de todos modos no te voy a decir la verdad
solo puedo decirte que algo cambio
hasta ahí puedo decirte
si me miras a los ojos me descubrirás
hay un brillo que no se puede oscurecer
cuanto tiempo paso y no me di cuenta
de los pasos que estaba dando
quiero quedarme un minuto mas
pero no debo…
cuando te veo no sé porque me llenas de vida
mi corazón estalla de emoción
me río demasiado
como si fuera la primera vez que esto pasa
olvido mis problemas con solo escuchar tu voz
mi mal estar deja de serlo
no me escuches más…
será mejor que esto quede ahí
yo encontrare una solución para terminar esto
puede ser que este confundida no lo sé.

De: Laura.

Jul 26
Cuando queremos desasearnos de un recuerdo de amor, muchas maneras podemos usar. Como por ejemplo quemarlo todo, borrar el recuerdo con fuego. ¿A qué me refiero? Todo aquello que tengamos que nos recuerde a él/ella, lo mejor es quitarlo de nuestras vistas, quemándolo. Todas las cartas, poemas, o cosas que veamos cada día a nuestro alrededor que nos hagan sufrir. Está claro que nunca sea como sea nos quitaremos recuerdos así, porque siempre habrá un lugar, una hora, un día en fin muchas cosas que nos harán recordar y son cosas que jamás podremos borrar.
Pero las cartas por ejemplo son una de los peores recuerdos que nos podemos guardar, ¿porque? Simplemente porque siempre o casi siempre acudimos a ellas cuando nos sentimos tristes. Y es ahí cuando más daño nos provocamos. Personalmente tuve que pasar por este momento, aunque es difícil de explicar, porque hoy en día tengo 26 años y ese amor que quise borrar es mi marido. Una historia muy larga, en ese entonces tenía dieciocho años de edad, y fue una situación que me provoco mucho sufrimiento pero tuve que hacerlo, aunque no lo crean me sirvió de mucho en su momento. Sinceramente no creo que ese dicho que dicen que un clavo saca a otro sirva de mucho. Simplemente porque la mayoría lo hace sin amor, más bien por venganza.
Creo que amar no es algo tan simple, hay sentimientos por medio, y debemos pensar que los demás no tienen culpa de nuestros “fracasos”. Es preferible que nos quedemos solos/las un tiempo y nos distraigamos y disfrutemos de la vida, ya que estar en pareja conlleva a muchos compromisos. Además podemos contar con muchas personas que nos escucharan y nos tenderán su hombro para desahogarnos.
Personalmente les digo que no sirve de nada llorar y sufrir, ¿saben porque? Porque por lo general las que sufrimos somos nosotras las mujeres y mientras nosotros sufrimos y lloramos ellos se “ríen” por detrás. Puede que haya aun algún hombre que realmente sufra pero lo dudo.
Nosotros somos de dar demasiado nuestros sentimientos, pero bueno es lo que a muchas nos toca pagar, cuando a veces pensamos que lo tenemos todo es cuando todo acaba. Pero debemos de saber que la vida no se acaba, y que debemos seguir adelante.

De: Enviado por Jaqueline.

Jul 25
Mi más amado:

Cuando empezamos nuestra relación no sabía ciertamente qué iba a resultar. A veces asusta enamorarse, poner en el otro un montón de expectativas, abrirse y que eso provoque dolor. Cuando apareciste sentí que conmovías mi interior, pero no podía decir que fuera verdadero amor.
Uno nunca sabe si el sentimiento por el otro es el amor verdadero, simplemente porque nunca existió antes.
Poco a poco empezaron a cambiar cosas en mí, cosas en ese nosotros que se iba redimensionando, y todo adquirió nuevos colores, nuevos significados.
El que estuvieras junto a mí borró todo lo demás, y el pasado ya no tuvo poder sobre mí. Mi vida, si hoy muriera, habría tenido un sentido: haberte amado. Por eso ya valió la pena haber nacido.
Claro que parece vacío decirlo así, con palabras, y mi cuerpo es incapaz de expresarte lo que siento. Esto que siento por ti es un fuego que me consume, y ni las palabras, ni los besos, ni el sexo logran detener este incendio.
Eso debe ser el tan nombrado verdadero amor.
Todo lo que te dije expreso cuando digo… Te amo !

De: Julia.

Jul 25
Esperándolo…,
se le escapó su primavera;
las flores perdieron su belleza;
se secaron,
cayendo sus pétalos a la tierra,
junto a ella.

Él cuando partió;
Le prometió que volvería
con el verano;
¡que lo esperara!

Entonces: cuando el sol brillaba
en su pleno apogeo,
calentando la tierra.
con más fuerza.
Se sentó en su esperanza
bajo la sombra de una promesa;
y acariciando un recuerdo…
Sonreía.
Pero cada tarde,
cuando el febo se marchaba…
Se le encendía su pena
y se le iba un poco la vida.

El verano acabó
sin que ella se diera cuenta
que ahora caminaba
por encima de hojas secas.
Es que ya no estaba despierta…
se había dormido en la espera;
se le habían escapado los años,
soñando con el encuentro,
aferrada a una quimera.
Olvidada por la vida;
olvidada por el tiempo.

Y con su alma herida
su mente quedó perdida:
en el andén de sus recuerdos;
en las sombras de una despedida;
en las sombras de una promesa…
En una espera ya vencida.

De: Jacob Neruda Unamuno.

« Cartas anteriores Siguientes cartas »