Jun 22
Eres hermosa, con tu bella mirada,
y un suspiro pendiente que huye de mi,
bajo la bella sonrisa encantada,
me dice que no soy digno de ser para ti.

Cuanto deseo se esconde en tus labios,
pensar que ellos no son para mi,
llorar y decir que mis labios,
no podrán jamás besarte a ti.

Se que el ser amantes no es aceptado,
pero que será de mi vida sin nada de ti,
viviré y moriré con tu beso deseado,
soñando en olvido que no eres de mi.

El tiempo pasará sin detenerse,
los años vendrán y me llevarán de aquí,
mi vida se posará para esconderse,
en la mente de mis amigos que te conocen a ti.

Te amaré en silencio, para que tu no lo sepas,
pero el amor que tu sientes, no es para mi,
un corazón ajeno te amará sin que lo veas,
y se pondrá a sufrir, cuando se acuerde de ti.

De: Winston Torres Gutiérrez.

Jun 22
Cuando yo te entregaba mi amor sin condiciones, tu lo rechazabas lo ignorabas y saboteabas.

¿Por qué? Esa siempre fue la pregunta pero nunca llegó una respuesta y mi amor poco a poco en el olvido se fue acabando.

Una tarde, cuando llegué a tu casa con la mas dulce esperanza de plasmar para siempre mi amor en ti, tu te enojaste ¿El motivo? no lo se, como el de muchos otro enojos, eso hizo que yo por fin saliera de ese sueño interno, donde tu me tenías metida, porque era solo eso, un mendigo sueño.

Después de eso yo me decidí ha encerrarme en mi misma. Después de un tiempo, llegó otro amor.

Un amor, de los cuales yo nunca había tenido: lindo, tierno, etc. Ese amor llegó hasta el fondo de mis ilusiones, de mis sueños y anhelos.

Teniendo solo dos días de convivir con él, tu te decidiste a regresar a buscarme, a llenarme de amor como antes no lo habías hecho y yo loca creyendo que realmente ibas a cambiar.

Regresé a ti, pero me di cuenta de que me había enamorado del que fue mi amor y preferí dejarte otra vez a que retomes el camino que un día preferiste.

Y yo seguí con ese amor el cual me rescató de ese hondo abismo donde algún día tu me metiste.

Solo ahora te pido que no me culpes. Yo no tengo la culpa de que mi corazón te haya dejado de querer, tu solo eres el que tienes la culpa porque yo te amaba y tu solo me ignorabas.

Ahora me ruegas y pensaste que regresaría contigo, pero ya se que nunca cambiarás, por eso te digo adiós, para siempre adiós mi gran amor.

De: Samantha Rubí Cuellar Valerio.

Jun 21
Lo que dura un suspiro, una inhalación profunda y una exhalación sin consuelo…

Ese amor… dolor… o exasperación atrapada… queriendo salir de ti en un suspiro. Te recuerdo a cada instante… me machaca mi tormenta interior… eso que quedó atrapado.

El decirte que te quiero y quería darte mi amor… cambiar mi mundo para estar junto a ti.

¿Cómo es posible que deje esto adentro? No te lo dije y ahora agoniza mi corazón.

No puedo seguir así… debo continuar… limpiar este pozo y dejarte ir… ¿pero cómo? ¿Cómo soltar este monstruo sin tener la llave para liberarte? Me cuesta respirar, me está apretando mi interior, te dejaré ir…

Adiós…

Que poco duró… si… poco… como lo que dura un suspiro.

De: Alejandra.

Jun 21
Palabras vacías llenan tu alma,
promesas rotas juraste,
que llenan mi rostro de lágrimas,
flores marchitas mostraste a mis ojos,
silencios confusos llenaron mis dudas.

Y yo aquí,
creyendo en ti,
esperando por ti,
anhelando unos besos llenos de falsedad,
viviendo en un mundo
que solo creaste para mí,
lleno de excusas y vanos te quiero,
y aunque ya no vale un “lo siento”,
no vale un “te quiero”,
no valen tus excusas,
ni tus flores de alquiler,
no vale que te ame
como aún te amo,
no vale un suspiro lleno de atardecer,
no vale que la aurora me regale su canto,
no valen los te quiero,
que de ti nunca escuché.

Hoy me marcho lejos,
donde un nuevo atardecer me haga olvidar
el amor que un día te entregué,
y te seguiré amando
hasta que ya no me pueda doler…

De: Jahayra Henriquez.

Jun 19
A tu lado pasé cosas lindas, que no se olvidan, y el aroma de aquellas noches, nunca se apagará.
No importa si dicen que estoy loca, y quien sabe que más, pero ese aroma vive minuto a minuto en mi ser.
Penetra hoy en mi alma, los besos de tu pasión, marcando mi corazón, pero tu aroma aún está en mi.
Mis pensamientos son dudas, se enredan en aquellos recuerdos, ese dolor puede sentirlo mi pecho.
Este amor por ti es igual, aún vive con esa fuerza, no importa la distancia ni el tiempo.
A veces quiero escribir, en cualquier lugar y nada importante puedo marcar en el, solo me acuerdo de ti.
De ese aroma, que me extasiaba en tu suspirar, y que lograba al cielo elevarme.
Tal vez tengo que esperar, pero tu aroma seguirá en mi encadenada alma, no lloraré mas bien guardaré esas lágrimas para enjugar tu rostro, el día que estemos juntos de nuevo.
Mis lágrimas y tu aroma, olvidarán esta distancia, y las huellas que surjan lentamente se levantarán con el viento.
Te Amo……J.M.A.M

De: Tu Chiquita

« Cartas anteriores Siguientes cartas »