jun 29
Contemplando el atardecer desde lo alto de esta ciudad…
Le pregunto a la naturaleza donde se encuentra refugiada la mitad de mi corazón.
Que el alma del bosque rompa su silencio y mueva las montañas para traerte a mi lado…
Navegante sobre mis territorios desconocidos..
¿Cuan lejos estás?, ven y naufraga en mi puerto que yo he de correr en tu auxilio,
Te brindaría abrigo,
Seré luz que te oriente para que jamás vuelvas a perderte.
Tan solo ven o dame una señal… de que aun no te rindes en la búsqueda.
Que aun no me has matado sin averiguar sobre mi existencia…
No calles tus dudas… sigue tu búsqueda,
Tengo tanta ternura que entregarte,
Tengo toda mi vida para contemplarte.
Permíteme sentir con que fuerza late tu corazón,
Mientras descanso en tu regazo.
Te quiero ingenuamente,
Extiendo mis brazos al cielo tan solo por tenerte,
Te quiero con libertad,
Porque nada de lo que vivo en esta sociedad
Me priva de sentir tu compañía ausente.
Tan solo se que te quiero dulcemente.

De: Francisca Martínez.

jun 29
Pensaras que todo lo he olvidado,
que nuestros sueños de amor
todos atrás han quedado,
pero no sabes tú que vivo en dolor.

Por más que trato de olvidarte,
llegas a mi prendida entre mis brazos,
y empiezo de nuevo a recordarte,
porque no puedo ocultar esos recuerdos.

Esos recuerdos me llenan de dolor,
porque creíste que mi amor era fingido,
hoy le pido a Dios un gran favor,
que me ayude a encontrar ese olvido.

Me dejaste dizque por un gran amor,
y llorando vivo desde que te fuiste,
mis noches están llenas de dolor,
hoy te arrepientes de lo que hiciste.

Todo es en vano y trato de olvidarlo,
esas noches de amor que junto a mi pasaste,
aunque digas que una vez me amaste,
no hay remedio amor solo recordarlo.

Es porque que es grande mi martirio,
y el dolor que llevo es mi gran suerte,
¿fue acaso tu amor mi gran calvario?
o esos recuerdos de amor me llevara a la muerte.

De: Federico Mendo Sánchez.

jun 28
Hoy cuando estuve contigo:
Me di cuenta,
que a pesar del tiempo transcurrido…
De ti, sigo enamorado.
Que para mí…
Nada ha cambiado;
sigo amando tus ojos,
tu cara, tu cuerpo;
tu pelo enmarañado.
Y cuando te abrazo y te beso,
encarcelando tu cintura con mis manos,
se me hace un momento
tan bello, tan soñado;
que ya no sé si es la realidad
o es solo un simple sueño,
pero dormido o despierto…
Igual te abrazo y te beso.

De: Jacob Neruda Unamuno.

jun 28
No puedo dejarte ir sin decirte lo que nunca te dije…

Siempre me preguntabas porque te amaba, y nunca te di una respuesta detallada.

Sabes, te amaba por muchas razones. Muchas personas me dicen que soy difícil de entender, pero tu me entendías y te amaba por tu paciencia, siempre me escuchabas, no importa que fuera la 1:00 de la mañana.

Cada beso tuyo que escuchaba en el teléfono, me estremecía el alma, me hacías sentir amada, me hablabas con ternura; y en el tono de voz que me decías las cosas yo sabia que tu también me amabas, te preocupabas cuando me escuchabas llorar y me preguntabas (insistiéndome) que si que me pasaba.

Por ti hice cosas que quizás no hubiera logrado sin tu insistencia y motivación. Aunque no lo creas aprendí muchas cosas de ti.

Cuando me besabas borrabas de mi toda tristeza. Siempre me mirabas con sinceridad, con ternura y lo que veía en tu mirada eso sentía yo por ti. Nunca me prometiste la luna y las estrellas pero me llevaste a ellas sin darte cuenta. Cuando me tocabas

Lo hacías con delicadeza, me besabas con ternura y amor. En esos momentos que estaba contigo, me olvidaba del mundo entero, me olvidaba del riesgo que estaba tomando por estar contigo, de mis principios, de las consecuencias que podría traernos, me sentía que era tuya y de nadie mas, te sentía mi dueño.

Lo que deseaba era que durara una eternidad. Cuando me decías que querías hacerme el amor, me ponía tan ansiosa, y era cuando mas fuerte latía mi corazón y cuando más débil me ponía.

Y mientras me entregaba a ti, mientras me tenías presa en tus brazos y sentía como nuestros cuerpos sudaban y tus latidos competían con los míos… mas te amaba, mas te deseaba y quería mas y mas de ti.

Fueron los momentos mas maravillosos que he pasado Eddie, los pasé contigo y quise vivirlos contigo pero no pude. He llorado con tu adiós, todavía no se porque lo hiciste así de repente.

Te deseo mucha felicidad mi amor, siempre estarás en un lugar secreto: mi corazón, es ahí donde dejaste tu marca y durará para siempre.

¡Te amé y te amo!

De: Yali.

jun 27
Enamoraré a la distancia
para poder encontrarte;
para por fin convertirnos en uno solo;
para amarnos
hasta el desgaste de nuestros cuerpos,
para transformar tus huellas
en mi camino;
para volar
en la entrega desmedida de la pasión,
hasta llegar a poseer el paraíso.

De: Patty Andrada.

« Cartas anteriores