abr 30
Donde tú no estas
va el silencio,
la soledad
y las ganas de tenerte.

Deseo tanto abrazarte
en estos momentos
pero solo me contento
con mis sueños.

Deseo que seas flor
para sentir el perfume de tu cuerpo,
y que en la noche la luna te acaricie
y el rocío te desnude.

Y allí, donde tú no estas
mueren mis esperanzas,
y nacen nuevos amores.

De: Mario Martin Madami.

abr 30
Entrégate,
libérame tu anís perfumame,
Entrégate,
para que seamos yo la llamarada y tu la hoguera.
Irás sintiendo emociones nuevas,
despegaras tu coraza vieja,
nos amaremos como las aves,
nos rozaremos por nuestros talles.
Entrégate,
no necesitas musitar una palabra.
Entrégate,
si tu me miras desnudas mis esperanzas,
de conocerte para adorarte, de pretenderte para deleitarte,
con mis caricias y mil detalles,
que dormitan en mi y se alzarán para lazarte.
Entrégate,
Unamos dos corazones solitarios
De Corazón a Corazón.

De: Ingrid Mayling Rodil.

abr 29
Comenzaré diciéndote una vez más Te amo, pues en este camino de emociones te iré mi sentimiento revelando.
Cuando estoy contigo no existe en mi corazón más que amor, el tiempo me da igual. Estar contigo es magia, hechizo, encanto; me haces flotar por un paraíso de ilusiones de donde nunca más quisiera regresar.
Quizás no sea el hombre perfecto para ti, quizá no sea el chico ideal, quizás no te doy lo que tú quieres, pero de lo que debes estar segura es que mi amor por ti es más que inmenso, más que infinito…
Eres más que mi inspiración, eres más que mi propia vida, eres mi plenitud y la bella razón por la cual deseo siempre vivir.
Si tu no estas junto a mi, es como si fuese un águila solitaria buscando su eterna compañía, buscando el amor perfecto, la mujer perfecta…y la divina belleza; en sí te estaría buscando a ti mi chiquita.
He cabalgado por el lomo de los sentimientos, y en tan amplio terreno descubrí tu nombre y tus ojitos grabados, pero lo más curioso es cuando me puse a revisar mi viejo libro del destino, y muchas cosas me di cuenta que te nombraban a ti, y que se estaba construyendo un mundito de amor, para cuando la casualidad de la vida nos hiciera el favor de unir nuestros labios en un sublime y tierno beso.
Sé que estoy enamorado de la mujer más buena, sincera y linda del mundo, sé que te amo y que me gustaría amarte mucho, mucho, pero mucho más, es que ya ocupas todos mis pensamientos, ocupas la melancolía de mi alma cuando ésta te extraña y he descubierto que eres la cuerda para atar todas mis fronteras y horizontes, sé mi hito; pues quiero ser siempre de tu propiedad…
Te amo mi amor y nunca lo dudes, pues tú eres mi más tierna realidad…Acompáñame por los distintos caminos del amor, déjame saborearlos a tu lado, déjame hacer locuras por el grandioso hecho de estar enamorado, déjame sentir en su plenitud el verbo amar, déjame demostrarte esa pasión que guarda mi corazón y déjame gritarte al mundo gracias por existir.
Mil gracias por ser la mujer más buena de este mundo, mil gracias por cruzarte en mi camino, y mil gracias por hacerme tan feliz.
Te amo y siempre te amaré.

abr 29
Hoy me crucé frente a ti y nuestras miradas se entremezclaron con la complicidad que sólo el amor sabe descifrar.
Como siempre tenías el rostro iluminado con el aura de tu belleza. Quería sentirte cerca de mí pero fue imposible.
Pensé que me iba a ir con el solo recuerdo de tu mirada pero esa leve sonrisa que dibujaste fue suficiente para dejarme con la ensoñación de tu ser.
Esta noche dormiré en paz sabiendo que tu sonrisa será parte de mis sueños.
Te quiero.

De: Lau.

abr 28
Cuando recibas esta carta tengo la seguridad de que sabrás quien soy.
Es imposible que todo este tiempo no hayas sentido el amor que proyecto sobre ti.
Es imposible que no hayas sentido los abrazos, caricias y besos que cada segundo te doy en mi imaginación.
Mi corazón está lleno de ti y se encuentra desesperado esperando tu respuesta a mi amor.
No tengas dudas de mí porque no creo que nadie pueda amar como te estoy amando, nadie puede sentir tu ausencia como yo la siento y nadie puede quedar tan triste como yo quedo cuando no te veo.
Te amo y te amaré siempre.

Autor Anónimo.

« Cartas anteriores