Nov 22
Llegó la noche y con ella el extrañarte

Cierro mis ojos e imagino estar cerca de ti,

Siento tu olor, veo tú cara, siento tu cuerpo, tus manos,

Veo tus ojos aquellos que me hicieron enamorarme,

Aquellos por donde empezó mi perdición,

Aquellos por donde veo tu alma

Me hace falta verlos y preguntarles ¿Si aún me amas?

De tus miedos y ¿Por qué me huyes?

Solo ellos me dirán la verdad de tú corazón

Porque tu rica y embrujante boca

Aquella que me hace prisionera de tus besos

Aquella que me desarma

Aquella cruel que miente y engaña

Que lastima sin pensar porque es pasión,

Porque es fuego que calcina mi cuerpo,

Hasta hacerme llegar al clímax del deseo de la pasión,

Donde tu cuerpo vibra con el mío y

se fusionan nuestros bajos instintos

Allí donde toco tú corazón y tú tocas el mío

Donde quedamos completamente desnudos,

Donde finalmente tus ojos me hablan,

Tu boca me dice la verdad y donde tu corazón cae ante

el sucumbir de la miel de mi amor y finalmente se entrega.

Nota: Recuerdas está noche y las demás noches , para ti.

De: “La gata angora “
Para: ORLY

Nov 22
Quiero decirte muchas cosas pero no sé por donde empezar. Quiero describir los sentimientos de tu corazón, pero las palabras son tan inadecuadas para decirte cuanto te amo; Mis días y mis noches son interminables cuando no estás a mi lado, solo el recuerdo de tus besos logran alegrarme un poco pero no lo suficiente para tenerte nuevamente entre mis brazos.

De: M.O.C.

Nov 21
Con el viento tranquilo de la tarde
ella quiere en sus ojos reflejar,
la imagen de ese hombre que ella ama,
y ese hombre, no existe, no está.
Todos los sueños son maravillas,
descansando en el nunca jamás,
nos arropan, nos hacen cosquillas,
hasta el día que despierta la verdad.
Ahí es donde comienza la fiesta,
esa fiesta a la que querías nunca ir,
el destino gentilmente te arrastra
a bailar con vos mismo hasta el fin.
Ronronea en tu cara con la orquesta
se mofa burlón, ríe y te acuesta
a vivir la pesadilla de lo real.
el amor, pequeña niña, no se sueña.
Con el viento tranquilo de la tarde,
ella regresa feliz a imaginar,
esperando al gran guerrero al rescate,
que al menos la haga feliz al soñar.

De: Alejandro Mujica.

Nov 18
Alégrate alma mía, llénate de regocijo,
te esperare de noche, correré a buscarte,
en la madrugada iré a verte, temprano,
antes de que mi alma duerma en el sepulcro,
diré pues: “He allí vuestro Dios alábenle»
Llénese el mundo de alegría, regocíjense,
enviaros regalos de amistad unos con otros,
alégrense delante de las tres cruces,
y llenaros de pavor al tercer día
cuando sea llamado arriba con voz de trueno.

De: Antonio Benjamin Alvarez Ramirez.

Nov 17
No se si estoy haciendo lo correcto , pero muchas veces el corazón se equivoca y lo hace por amor. Cada día que pasa mi cariño crece y con él, el amor que siento por ti. Las horas que pasan sin ti se tornan angustiosas y tristes. La pasión y el deseo de amarte no decrece , siempre me parece el mismo, incluso más. Te estaría mintiendo si te dijera que no he sentido ganas de salir corriendo a buscarte, pero mi orgullo es más fuerte y no me lo permite. Mi mundo está conformado solo por estas cuatro paredes que me encierran y conmigo todo mi amor , ese amor ciego y loco que nació desde el día que nos conocimos y solo morirá el día que ya yo no exista. Te pido que me perdones si mi verdad te ofende pero no puedo callar tanto tiempo con esta culpa que pienso es solo mía, solo te pido un rinconcito en tu corazón para demostrar así lo maravilloso que puede ser MI AMOR POR TÍ.

De: Yesica.

« Cartas anteriores Siguientes cartas »