nov 29
Te siento, te deseo, te quiero y te… espero,
Aunque quiera reconocerte lo que siento no puedo, tengo miedo.
Debo reconocerte que me dueles, me duelen tus ojos, tu respiración,
Me duele mi vida, como si al mirarte me hiciera heridas.
Me duele el no tenerte, Vida;
Cuando quisiera susurrarte al oído que eres mi dueña, que me inspiras.

Entraste en mi corazón y no lo puedo mi amor ya negar,
Eres el sabor de todo lo que en mi hay,
Te siento mía, aunque un papel me recuerde que es utopía
Te siento mi mujer aunque tu decisión me impida tenerte toda la vida.

Quisiera tenerte cuando suspiro en las madrugadas,
Cuando quiero gritarte con pasión que eres todo lo que yo buscaba,
Quisiera decirte que estoy muriendo por dentro,
Que no puedo con esto que siento,
Que me mata que otro hombre te haga el amor,
Que no lo ignoro, no lo soporto, que sufro, que quisiera ser yo.

Pero no puedo, pues no sé hasta donde llegará lo que sientes, no sé si algún día logre yo tenerte,
Si alguna vez logre estar donde quiero en tu corazón, razón y en tu mente,
Si soñarás conmigo en la vejez tal como lo hiciste en el presente.
Quisiera tantas cosas, jurarte sin mentiras que no me alejaré en el futuro,
Que estaré a tu lado en todo momento, por siempre, que esperaría mi turno,
Que sería tu amigo, tu hombre…tu amante nocturno,

Sin embargo sólo te pido que nunca olvides lo que has sido para mí,
Que nunca olvides que hubiese dado lo que fuera por ser yo…
Ese que te hace feliz.

De: Ignacio Molina.

nov 29
Anoche soñé que te tenía,
Sentí que me querías,
Soñé que al fin lo decías,
Anoche soñé con utopías.

Lo que hoy en mí es tuyo, siempre lo será,
Las cosas que te dije, por siempre un eco tendrán,
Y aunque no quiera, mis labios, la humedad de los tuyos esperará.

Esta tarde mientras corría, mientras mi mente vagaba en tu cuerpo con osadía,
Me he dado cuenta que pienso más en ti, que en mi propia vida,
Pienso más en los detalles de tus ojos, qué en las decisiones trascendentales de mis días.

Te quiero tanto que ya no sé exactamente lo que siento,
Te pienso a cada momento, desearte ahora ha pasado a ser un profundo sentimiento.
He visto en ocasiones, tu cuerpo desnudo reflejado en mis pupilas,
Te he besado tanto, y aunque ha sido en sueños, he quedado sin saliva ni energías.

Anoche soñé que te tenía,
Sentí que me querías,
Soñé que al fin lo decías,
Anoche soñé con utopías.

Pensé llamarte mientras dormías,
Quise calmarme, pensé, quizás otro día,
Aunque pensándolo bien, quizás, ni siquiera contestarías.

De: Ignacio Molina.

nov 28
Quizás dios quiere que conozcamos algunas personas equivocadas, antes de conocer a la correcta, para cuando finalmente conozcamos a la personas correctas sepamos como estar agradecida por ese regalo. Cuando la puerta de la felicidad se cierra otras se abren, pero muchas veces vemos la puerta cerrada que no sabemos la que ha sido abierta para nosotros. Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no sabemos lo que nos esta faltando hasta que llega. Darle a alguien todo su amor, nunca es garantía de que te amará de vuelta. Pero si no lo hace no te preocupes, solo espera de que crezca en tu corazón. Cuando nacemos lloramos y todos a tu alrededor están sonriendo, y cuando morimos callamos y todos a tu alrededor están llorando. El mejor tipo de amigo es aquel con quien te puedes sentar en un parque y columpiarte con él sin decir una palabra, y después irte sintiendo como si hubiese sido la mejor conversación que jamás hallas tenido en toda tu vida.
De corazón para todos los lectores de esta página.

De: Antonio R.

nov 28
Cada noche es un tormento ya que pareciera que en el inmenso cielo estrellado es donde dejo todas mis decepciones y desilusiones. Ya que cada vez que anochece es cuando te extraño mas y es cuando mas te necesito; y es cuando mas me siento sola ya que es la parte del día donde no puedo distraerme con nada solo con tu bello recuerdo empiezo a volver a vivir todo lo bello que aprendimos a descubrir y caigo de nuevo en el sueño. El sueño de volverte a tener conmigo. Comienzo a vivir lo maravilloso que era el verme en tos ojos oscuros, lo reconfortante que era tu dulce voz cada vez que me decías te quiero era como un bálsamo para mi alma la cual hoy esta deshecha pues ya no escucho mas tu dulce voz. Comienzo a soñar pero como todo despierto en la pesadilla del saber que ya no estas aquí conmigo, entonces es ahí donde me invade la nostalgia, la desesperación. Solo me queda el saber que algún día me amaste tanto como yo te amo a ti y créeme es el mayor tesoro que aun tengo.

De: Sandra.

nov 27
Un día termina y otro comienza; podemos vivir recordando cuan maravilloso fue ese día, pero ya término, hay que ver el sol del nuevo día. Así son las relaciones amorosas. A veces hay que dejar que las cosas terminen aunque duelan, nada es para siempre, y hay que saber que un nuevo día esta por comenzar. Eso es lo que he aprendido.

Ayer ella era todo un mundo de ilusiones, pero eso fue ayer, hoy no es ayer, y hoy ella ya no está. Duele el adiós, duele el saber que no volverá, pero también se siente bien el haber vivido un tiempo dentro de su mundo. Todo lo que me hizo sentir no se puede echar en saco roto, no! Porque fue mágico; cada instante, cada palabra, cada beso, cada te quiero…

Hoy, hoy alguien más ha llegado, y sé que me gusta, sé que siento algo especial por ella, pero los fantasmas rondan mis noches tenues, no permiten que sea libre de quererla. Pero también sé que no quiero que desaparezca de mi vida, no quiero cometer las mismas estupideces de ayer, quiero que ella sea algo inolvidable para mí. Y por eso voy a luchar con todas mis fuerzas, lograre que mis sentimientos florezcan aun cuando el sol de este día no brille. Quiero que mis tardes sean dulces galletas, que mis noches sean fogatas de invierno, quiero que mis mañanas sean dos aves cantando en mi ventana.

Sé que sí leyeras esto, entenderías tantas cosas. Yo quisiera decirte esto, pero no es tu lucha, aún no lo es, yo tengo que resolverlo por mi mismo, así, cuando vuelva a verte, lo haré con todo mi ser, para entregarme a ti sin restricciones.

Ya son las 7:00 am, debo comenzar con este día, bueno, ya lo comencé pensando en ti, eso es buena señal, porque si así es el principio, el final tiene que ser igual de bueno.

De: Miguel.

« Cartas anteriores